“No hay ninguna duda, le están errando al vizcachazo”

ENTREVISTAS 20 de mayo de 2021 Por REDACCIÓN
Compartimos la entrevista que realizó el ingeniero Ignacio Berri para el programa “Campo y Ciudad”al economista Jorge Ingaramo para analizar las consecuencias de la decisión del Gobierno Nacional de suspender las exportaciones de carne por un mes.
descarga

Escucha el audio

Nota Ing Ignacio Berri a economista Jorge Ingaramo

-¿Tiene sentido suspender las exportaciones de carne vacuna?

-No tiene sentido. Causa un daño comercial a la Argentina, no reparará el problema de la inflación, de los precios de los cortes que van al mercado interno. En principio se nota claramente una intención de apriete para ver si consiguen bajar los precios con amenazas. Hoy (por ayer) subieropn el Liniers los precios de la vaca y del toro, nuestros productos de exportación básicos a China que concentra el 70% del volumen exportado

La Argentina exportó el año pasado u$s 3.319 millones de carne: suspender la exportación por un mes significaría unos u$s 270 millones menos de ingreso. Esto perjudica dramáticamente nuestra imagen comercial de proveedor. Todo el mundo sabe que la carne argentina es bienvenida y que los chinos nos van a querer comprar.

China tiene un consumo de apenas 6 kg/hab/año. Son 1300 millones que, comiendo un kilo más de carne y comprando a la Argentina, implicaría más que duplicar nuestras exportaciones en volumen para abastecerlos. Imposible

China no compra lo que consumimos en el mercado interno. Más bien la media res de vaca, el novillo mal terminado o de toros viejo. Con esto, prolongadas cocciones con carnes que se desarman en la boca, se come con palito.

El problema del mercado interno es que ha subido el precio del maíz un 95% en dólares y 140% en pesos en un año. Esto significó la suba de los cortes de carne que van frescos a la carnicería. No tanto la manufacturada (hamburguesa y salchicha) que van al supermercado. Allí el valor de marca y otros costos tienen mayor incidencia que la materia prima

De nada sirve seguir insistiendo que el precio al productor tiene poca incidencia en el precio final. Lo que se discute es que subió el precio del maíz, el mercado interno se abastece con feedlot, novillitos y vaquillonas de corta edad. No hay ninguna duda, le están errando al vizcachazo. El problema de la Argentina no son las exportaciones sino que la incidencia de la carne en el costo de vida es significativo, Ha subido mucho el maíz y nosotros queremos comer animales de corta edad. Seguramente no pasará de amenaza y será un nuevo error de los que nos tienen acostumbrados en política económica este gobierno

 Yo le diría al gobierno que revisara el precio del maíz y que de alguna manera lo subsidie en el corto plazo sólo para feedlot para acelerar la terminación de los animales que entraron a corral. Eso haría bajar el precio de los animales jóvenes que son los que estamos acostumbrados a consumir los argentinos y que son los que más han subido.


- Las carnes en el IPC del Indec,,,

- El Índice de precios al consumidor vigente se diseñó en 2016. Finalmente hubo una gran inflación y una caída en el salario real en medio de una recesión, el INDEC definió el índice de alimentos que no incluyen alcohólicos representan el 20,33% de la ponderacion del índice. Las carnes y sus derivados representan el 6,98%. Aún suponiendo que la Argentina tuvo una inflación de base del 40% y se duplicara el precio de la carne, llevaría la inflación al 47%. Pasó algo parecido a esto. En el último año (abril 2020 vs abril 2021), los cortes blandos han subido un 89% en promedio y el asado alrededor del 93%, el pollo 50%, la hamburguesa 40% y la salchicha 34%. Esto quiere decir, como decíamos antes, que los cortes blandos son de muy difícil gestación, lleva mucho tiempo, un alto costo de capital. Son cortes que compiten con el mercado de exportación a la UE, Israel y Chile. Representan un 30% de las exportaciones. En definitiva, cuando hay manufactura , los aumentos de precios de los derivados cárnicos se alinean bastante con la inflación. Los argentinos pasamos de consumir 50 kg/hab/año a 45,2… . El ajuste del mercado ya se está produciendo y si le dan tiempo. Terminará de producirse.

...Y creo que antes que termine el mes de la suspensión, el Gobierno tendrá que recular. 

Yo le diría al gobierno que revisara el precio del maíz y que de alguna manera lo subsidie en el corto plazo sólo para feedlot para acelerar la terminación de los animales que entraron a corral. Eso haría bajar el precio de los animales jóvenes que son los que estamos acostumbrados a consumir los argentinos y que son los que más han subido. Y creo que antes que termine el mes de la suspensión, el Gobierno tendrá que recular. 

Te puede interesar