“La producción de leche está más complicada aún que de costumbre”

Compartimos nota realizada por el ingeniero Ignacio Berri al ingeniero Raul Catta para su programa Campo y Ciudad.

ENTREVISTAS 29/02/2024 REDACCIÓN REDACCIÓN
CATTA
DATO Estamos muy lejos de la relación histórica de pagar con un litro de leche dos kilos de maíz. Aún faltan 100 peos por litro

Catta es productor lechero de Arrecifes, provincia de Buenos Aires. Integrante de APL y de la Comisión de Lechería de la Sociedad Rural Argentina.

AUDIO DE LA NOTA


-¿Cuáles son las razones por las cuales la producción de leche está seriamente complicada?

-Más complicada aún que de costumbre. Argentina lleva 25 años de estancamiento en la producción lechera entre 10.000 y 11.000 millones de litros por año. Pero ahora hay algunos factores que han hecho que la complicación sea mayor. Uno de los factores es la condición climática. En verano la producción de leche decae, pero tuvimos casi 30 días de altísima temperatura y la vaca busca justamente una temperatura de 15 grados. Esa es la temperatura del confort del animal. El otro factor es el precio que se está pagando por la leche, que es un precio muy bajo.

Realmente el efecto del precio hace que las condiciones de alimentación se vean seriamente complicadas por los costos en general. Hay otro factor que está jugando ahora también, que es la confección del silaje de maíz. Más o menos el 40% de la leche se produce con el silaje de maíz y los precios son prohibitivos. Te vaticino una situación difícil para lo que resta del año porque probablemente el tambero no confeccione la cantidad de silaje de maíz que hace habitualmente y cosecha el grano. Así que veremos qué es lo que pasa y estos son los factores claves para complicarlo aún más.

-¿Cuál es el precio de la leche hoy y qué relación guarda con los insumos necesarios para el tambo?
- El precio es alrededor de 245 pesos el litro de leche. En góndola está más de 1000. Hay una relación histórica que es alrededor del 40% del precio del sachet en góndola. Estamos muy lejos de eso. Hace años que está manipulado muy mal el precio de la leche. Hay mucha intermediación y la industria justamente se atalona en el precio que le paga el productor. La relación histórica de pagar con un litro de leche dos kilos de maíz, estamos muy lejos. A pesar de la situación difícil que tiene la agricultura, también está bajando los precios del maíz y de la soja.

Normalmente la agricultura de alguna manera en los campos mixtos subsidiaba el mal precio que se recibe por el litro de leche. Ahora se va a complicar mucho más. Y estamos lejos de esa relación de dos kilos de maíz con un litro de leche. Todavía faltan alrededor de 100 pesos para cubrir esos famosos dos kilos de maíz por litro de leche. Un equipo de pellet de soja a principio del año pasado se pagaba un millón de pesos. Se pasó a pagar a mitad de año alrededor de 6 o 7 millones de pesos. O sea, un desastre todo. La correlación está muy lejos y no creo que vaya a modificarse.

-¿Cómo se encuentra el conflicto de Sancor y de qué manera esto afecta a la lechería argentina?
-Sancor es una cooperativa. Argentina ha perdido la fuerza que necesita en el sector lechero, que es la presencia de las cooperativas. Llegamos a tener casi el 50% de la leche comercializada a través de las cooperativas. Hoy no creo que llegue al 3 o el 4%. Y la situación de Sancor es realmente difícil. Hay un factor ahí que juega, que es el gremio Atilra. Un gremio absolutamente combativo, una situación precaria que está teniendo la empresa Sancor. Y eso lleva a una explosión realmente complicada dentro de la empresa. Vos sabes que el gremio ha decidido hacer asambleas en momentos sorpresivos y ha parado la producción durante semanas, me animo a decir, de hace tres meses que está el conflicto instalado. Las razones por las cuales está pasando esto no lo sé, pero daría la sensación que lo que buscan es que la empresa se funda y haya algún capital que ingrese de algún amigo del gremio Atilra y complique más. Y complica sin duda a todo el sector de la lechera. Y ahí sabemos que las góndolas están vacías de productos. En este momento está la policía de Santa Fe adentro de la planta de Sunchales para que no pasen y no haya desmanes y por supuesto que no haya atentados contra la maquinaria. Realmente va a estar complicado. El gremio como digo es un gremio terriblemente combativo y sabemos que hay una debilidad en el sector lechero que es justamente que estamos trabajando con un producto muy lábil que se tiene que procesar a las pocas horas de que se entrega la leche en las plantas. Tiene que pasarse un proceso de estabilización, se ha secado, transformado en queso, en fin. Las condiciones habituales de un proceso de cualquier planta industrial de leche. Y eso no está pasando y entonces probablemente esté recibiendo muchísima menos leche porque nadie confía en que cuando envíe su leche sea procesada y realmente creo que no veo ningún buen futuro en estas condiciones para la empresa Sancor.

-Por último, Raúl, ¿cómo está Argentina en lo que hace a exportación de leche en relación a otros países?
- Argentina podría ser un gran exportador de productos lácteos. El producto principal que exportamos es la leche en polvo y también la mozzarella. Hay empresas especializadas en estos dos productos que podrían exportarse a muchos países del mundo si Argentina empieza a generar los convenios bilaterales que son necesarios para pasar por encima de los aranceles que se pone a la importación de lácteos en distintos países. Hay una ventaja que ha ocurrido en los últimos meses del gobierno anterior y en este gobierno sin duda, que ha quitado los aranceles de exportación, las famosas retenciones. Eso da una ventaja que no teníamos para poder exportar. Todavía queda el tema de las compensaciones por reintegros a la exportación que se ha bloqueado desde este gobierno. Veremos qué es lo que pasa. Pensemos que hay un factor muy importante que Argentina puede exportar dentro del Mercosur y lo hace a Brasil. Brasil es dependiente en una parte importante dentro de su consumo de lácteos de leche importada que importa desde Uruguay y desde Argentina. Así que en ese punto tenemos un factor bueno que es la demanda brasilera. Siempre hay algún conflicto, pero podemos exportar. Argentina exporta entre el 20% y el 25% de su producción, así que no hay ningún problema de abastecimiento interno para nuestro país. Somos sin duda superavitarios para poder exportar. Vos sabes que Argentina consume alrededor de 200 litros por habitante y por año. La Organización Mundial de la Salud recomienda 160 litros por habitante, o sea que estamos bien y Argentina puede llegar a exportar. Pero hay una gran desconfianza en el sector todo y Argentina no crece en plantas instaladas para exportar, justamente por condiciones, diría, básicamente macroeconómicas y la estructura industrial que estamos teniendo y la forma de comercialización. Pensá que hay otro factor clave que el rodeo argentino está estancado también o disminuye en alrededor de un millón y medio de vacas de producción y bueno, para exportar obviamente necesitamos más vacas. Eso hace que no haya ningún incentivo al desarrollo del rodeo lechero para que podamos crecer. Bueno, ahí justamente es la confianza y esa confianza la tienen que dar los industriales y la macroeconomía.

Lo más visto
delito-cuero

Se conformó la Mesa de Seguridad Rural santafesina

REDACCIÓN
NOTICIAS 12/04/2024

Fue en un encuentro encabezado por los ministros de Desarrollo Productivo y de Justicia y Seguridad, junto con representantes de Coninagro, Carsfe y la Federación Agraria. Se trazaron líneas de trabajo y se propuso la conformación de mesas locales.