La inmensa Pampa Azul asediada por una ciudad flotante

Un video viralizado muestra una ciudad flotante conformada por barcos / factorías extranjeras apostada en la milla 201 de la costa argentina que extrae calamares y otras riquezas. Una nota que compartíamos en Agosto del año pasado, ya advertía sobre esta situación

ENTREVISTAS 06/04/2021 REDACCIÓN REDACCIÓN
1

En agosto de 2020, compartíamos la columna del ingeniero Fernando Vilella en Mitre y el Campo referida a la "inmensa Pampa Azul desaprovechada". En la misma, el padre de la "Vaca Viva" describía con profusa claridad los límites y la inmensidad de esa Pampa Azul, de ese Mar Argentino, que constituye el hogar de "de especies de gran interés comercial, como el langostino, el calamar, la merluza y la anchoíta. A esto se debe agregar la presencia de Petróleo y gas, la posibilidad de utilizar las mareas para generar energía, el turismo etc."

 En ese mismo artículo, Vilella advertía "Un llamado de atención son los más de 300 barcos factoría que están permanentemente sobre la milla 200, extraen productos de mar sin respeto de normas económicas o ambientales en muchos caos con mano de obra cercana a la esclavitud .La composición de esta flota se puede estimar con un 45% de barcos son de China, 20% de Taiwán, 18% de Corea del Sur, y 17% de España. Los poteros que pescan calamar de noche atrayendo con luces constituyen verdaderas ciudades que pueden ser observados desde el espacio por su magnitud, mayor a cualquier ciudad patagónica."

Y continuaba: "Se estima que estos extraen un millón de  tn anuales con un valor en torno a los U$S 2.500 millones.  Son el doble  de las 480 mil tn exportadas por Argentina en 2019 por un valor de 1863 millones de dólares, que fue el 2,9% de nuestras exportaciones, ya que el pesquero es el octavo complejo en importancia. También aquí China es el principal importador con 107.704 toneladas a cambio de 427,4 millones de dólares fundamentalmente de los excelentes langostinos argentinos."

VIDEO VIRALIZADO

Hoy, compartimos este video que se viralizó en las redes y a través otras plataformas donde, sobrevolando la zona, se advierte esta "verdad a gritos" que ocurre en nuestra Pampa Azul... a metros....

Allí. el ex piloto y director, Enrique Piñeyro, describe la depredación que realiza una flota pesquera extranjera en el Mar Argentino. Las imágenes fueron tomadas desde un avión, y muestran las luces de cientos de buques ilegales en la oscuridad, que se parecen  a una gran ciudad flotante.

"Anoche volamos a 5000 pies sobre la flota pesquera extranjera que depreda nuestros mares, y provoca desastres ecológicos. No estaban en la milla 201, estaban bien adentro de nuestras aguas territoriales", destaca Piñeyro. Cabe destacar que en los últimos días había un alerta de la presencia de barcos extranjeros, pero que no dentro del mar argentino.

 "Sobre el mar procedente de Ushuaia con destino a Ezeiza, lo que parece la luna es la luna y lo que parece la costa de Nueva York es la flota pesquera" indica el piloto, mientras sobrevuela "las 200 millas", el punto más caliente de la pesca ilegal en el Mar Argentino.

 Esta depredación representa un robo de recursos de US$ 2.000 millones al año por la pesca ilegal. Más las consecuencias ambientales, indica una publicación de Clarin.

  
 
Así se da la pesca ilegal en el Mar Argentino
"Ahí es donde terminan nuestras aguas y comienzan las internacionales. Ahí es donde se acaba la llamada Zona Económica Exclusiva, que los buques extranjeros cruzan sin control para llevarse el calamar a sus países. Y no es sólo China. También vienen de Corea y de España", detalla Piñeyro.

El cineasta quiso visibilizar la problemática, que se incrementa con el paso del tiempo, y organizó un vuelo nocturno con 30 periodistas para que se difunda lo que sucede en el Mar Argentino. "Quiero volar sobre la cabeza de esta gente", dijo.

 
A sólo una hora y media de vuelo desde que el avión partió de Ezeiza, aparece la "ciudad flotante": cientos de buques pesqueros depredando ilegalmente el Mar Argentino.  Las luces atraen a los calamares, que se capturan con anzuelos, no con redes.

"Lo que vemos es una cantidad de barcos realmente impresionante. Inicialmente te confundís esas luces con Bahía Blanca, de pronto empezás a decir 'No, no está ahí" y ves que no es una ciudad. Después agarrás tu iPad y ves que de los buques que están declarados, que tienen el AIS (Sistema de identificación automática) encendido, una especie de transponder -como en los aviones para identificar posición-, no coinciden para nada con el número de embarcaciones que vimos. Decirte que hay una cuarta parte de lo declarado es mucho. Todo el resto es ilegal", dice Piñeyro a Clarín.

"Apagan la identificación, cruzan y pescan. Cuando ven que nos acercamos y giramos para avistar este espectáculo odioso desde la derecha, se van corriendo. Eran muchísimos barcos", detalla.

Si bien no hay datos oficiales, se estima que los barcos -algunos de 70 metros- tienen la capacidad de pescar 50 toneladas de calamar por noche. No son "barcos fantasmas", son barcos que parecen tiras de led.

 
Ahí ya no hay ley nacional ni global que pueda combatir la depredación de superficie y del fondo, que según un monitoreo de Greenpeace, en 2019 ya mostraba signos de agotamiento por la sobre explotación de recursos. 

Al ser consultado sobre si el gobierno nacional ha tomado medidas al respecto, Piñeyro señala que  "La verdad es que no hace nada. Pero no hizo nada el Gobierno anterior, ni el anterior. Hace 40 años que vuelo y estoy viendo que lo que anteriormente era una 'manchita' ahora es una ciudad. Estas cosas sólo pueden pasar si nadie controla", sostiene.

"Ojalá que todo esto sirva para que se tome la decisión política de asignar presupuesto y logística para poder detectar, primero, controlar, después, y sancionar, por último. Es posible decomisar todo, secuestrar los barcos. Si no hay control, es 'piedra libre'", finaliza Piñeyro.

Fuentes: Twitter; Clarín

Te puede interesar
Lo más visto
delito-cuero

Se conformó la Mesa de Seguridad Rural santafesina

REDACCIÓN
NOTICIAS 12/04/2024

Fue en un encuentro encabezado por los ministros de Desarrollo Productivo y de Justicia y Seguridad, junto con representantes de Coninagro, Carsfe y la Federación Agraria. Se trazaron líneas de trabajo y se propuso la conformación de mesas locales.