Pequeña guía para entender: ¿que pasa con Sancor?

ENTREVISTAS 27 de octubre de 2021 Por REDACCIÓN
Pampa Gringa dialogó con la periodista especializada en lechería Elida Thiery, para entender lo que está pasando con la cooperativa sunchalense. Un gobierno nacional que interviene cuando nadie se lo había pedido. Empresarios amigos planteando un fideicomiso como en 2006. Un gremio que teme perder más puestos de trabajo y poder. Una Provincia que mira desde afuera y no dice nada. Y una empresa emblemática que estaba planificando la manera de duplicar (y más) su producción y a quien (según sus propios dirigentes) nadie consultó
descarga

En estos últimos tiempos, una serie de noticias vinculadas a la cooperativa Sancor volvieron a circular en portales, medios y redes. Una nueva propuesta de fideicomiso, el Gobierno Nacional interviniendo… una empresa que aduce “todos hablan de Sancor pero nadie habla con Sancor”. Una propuesta de un grupo de empresarios con 700 trabajadores menos. Un sindicato que pone el grito en el cielo. Una telaraña de actores, de episodios difícil de entender.

cc


-¿Cómo explicarías a alguien que está afuera del sector lo que está pasando con Sancor?

- A veces se hace difícil terminar de entenderlo incluso para quienes estamos en el tema. Lo primero que se debe decir es que Sancor no está en una crisis. Se encuentra estabilizada desde hace un poco más de un año. Se trata de instalar “La Crisis de Sancor” y la verdad que no es así. Se habla de salvataje. Se instalan estos temas y no son reales

Sancor se transformó de ser una de las grandes empresas lácteas a ser una Pyme. Esta es la maduración que tuvo la nueva dirigencia de la empresa. Un día en la historia de Sancor se recibieron 6 millones de litros de leche para procesar. Hoy está en 650 mil litros. Son genuinos, de sus tamberos. Es una cooperativa y los propietarios son los tamberos. No es tan fácil decir “Sancor se vende”, se junta a los socios, se firma y listo. Hay otros procesos.

-¿Qué pasa con los trabajadores, el gremio?

-La cooperativa tiene 1700 empleados, el gremio (ATILRA) habla de 1500. Yo me quedo con el número oficial que brinda la empresa. Los sueldos se pagan en cuotas, con la aceptación del sindicato. Cada movimiento que fue haciendo la cooperativa fue aceptado y avalado pro Atilra. El diálogo es constante y es bueno.

La situación de la lechería en el país es muy compleja, más allá de que el Director Nacional de Lechería (Arturo Videla) diga que es un muy buen momento: es así por los precios internacionales y por el esfuerzo de los privados. Pero nada se hace desde la política para mejorar las condiciones en el sector lechero.


Lo primero que se debe decir es que Sancor no está en una crisis. Se trata de instalar “La Crisis de Sancor” y la verdad que no es así”

-¿Qué fue el Plan Sancor?

-Sancor tuvo sus crisis en 2006, otra en 2016/2017. A partir de allí se llevó adelante el Plan Sancor: una reestructuración administrativa, de funcionamiento. Se vendieron plantas y marcas. Se achicó. La empresa se quedó con 6 plantas. Se dejó de lado la distribución de productos frescos. Un gran problema es poder abastaecer con “frescos” todos los días, en todo el país, en almacenes y supermercados de ciudades y pueblos.

En este contexto, Sancor evalúa (desde hace un par de años) que se necesita capital para invertir en trabajo, en infraestructura, en mejorar algunas líneas de producción. Una mayor racionalidad. Esto podría llevar la producción a 1,5 millones de litros diarios. Para ello, Sancor le pidió al gobierno (cuando en el Inaes estaba Mario Cafiero) una garantía, un aval para gestionar un crédito, solicitar fondos al exterior. No les pidió que intervenga, que venda o compre, decida sobre la cooperativa. Lo que pasó fue la crisis de la Argentina que no permite que nadie preste ni invierta un centavo . Lo que terminó pasando fue que, a fines del año pasado, alguien en el Gobierno dijo “retomemos esa vieja idea de 2006, de hacer un fideicomiso, de poner a 3 empresarios amigos que lo administre y después veamos qué hacemos con la cooperativa”. Luego llegó Hugo Chavez, el acuerdo con Venezuela, el dinero que llegó desde allí y q ue se devolvió con materia prima. Y otro acuerdo que le genera un pasivo de unos 18 millones de dólares.

“A fines del año pasado, alguien en el Gobierno dijo “retomemos esa vieja idea de 2006, de hacer un fideicomiso, de poner a 3 empresarios amigos que lo administre y después veamos qué hacemos con la cooperativa”


-¿Vivimos una remake de 2006?

- La cuestión es retomar la idea anterior: el fideicomjso, los empresarios amigos (ellos ya salieron a contar quiénes son) 

Se toma el modelo de 2006 con la misma excusa. Es contradictoria con la base del gobierno actual. No saben para qué lado van. Hablan de recuperar la burguesía nacional, lo mismo que se decía en aquel entonces.


Todo viene de las mismas personas, de los mismos integrantes del gobierno. En definitiva tienen las mismas intenciones.


-¿Por qué se armó lío con este proyecto?

-Primero, nadie le dijo nada a Sancor. Y esto sigue siendo así. En el medio, el gobierno empezó a negociar con el gremio. Y este último se encontró que de los 1700 empleados, este proyecto pretende llevar a 600 la planta laboral. Atilra ya tiene problemas políticos internos y con otros gremios. Empezar a perder por aportes sindicales directos, los solidarios, los bonos que se pelea en cada paritaria, el número era demasiado grande. De los 4500 empleados a 1700 de hoy, ya había perdido poder. ¿Qué pasa si le queda una empresa base de 600 empleados? El gremio reacciona en abril, luego sigue a lo largo del año y termina hace dos semanas en un paro nacional a todas las industrias en medio de la renegociación de paritaria. Pero en realidad se lo hace al propio gobierno nacional.


-¿Los empresarios no pondrán un peso?

- No hay plata privada. No es que vienen convencidos de la maravilla de la industria lechera nacional. Hay otros negocios de por medio. Mi interpretación: Sancor a futuro no crece y de alguna manera terminar quedándose con la empresa. Transformando la cooperativa en una Sociedad Anónima. Hay muchos que esperan la reconversión de Sancor… pero ese no es el proceso.

Lo que me llama la atención es que el gobierno disponga del dinero del Estado de la forma en que lo hace teniendo la Argentina tantas necesidades. Con el agregado de que no fue el pedido de la cooperativa. Hay una falta de respeto a la propiedad privada. Hay una decisión del Gobierno Nacional sobre los propios dueños de la empresa. Por eso, me asombra este grado de exposición, a días de las elecciones que no les de un poco de vergüenza y digan: vamos a Sunchales, hablemos con el Consejo de Administración. Te puedo asegurar que, lo que se está hablando, a la cooperativa no le gusta, ni a sus trabajadores .

Sancor tiene deuda, como toda empresa. La pudo ordenar con el Acuerdo Preventivo extrajudicial que se firmó en los Tribunales de Rafaela con productores, proveedores. Hay gente que sigue cobrando. Hay situaciones ante los gobiernos nacional y provincial que está detallado con planes de pago que se cumplen


Lo que me llama la atención es que el gobierno disponga del dinero del Estado de la forma en que lo hace. Por otro lado, hay una falta de respeto a la propiedad privada


- Usted recién nombro a la Provincia ¿Cuál es el papel que juega en todo esto el Gobierno de Sanra Fe?

-Me parece que la está viendo de afuera. Allá por mayo, en un comunicado, Atilra lo señaló como que no le importaba el valor de las cooperativas. Luego, se conoció que el gremio se reunió con la senadora María de los Ángeles Sacnun. Hubo una reunión del ministro Daniel Costamagna con Sancor. Tanto Santa Fe como Córdoba necesitan reforzar Sancor, porque es una marca tradicional, las lleva en el nombre. Y la Nación avanza.

La capacidad instalada da para 1,5 millón de litros diarios. No se habla de instalar nuevas líneas de producción, sino de utilizar lo que se tiene. La cooperativa quiere crecer en litros, en condiciones a los tamberos, a los trabajadores. El futuro tiene que ver con esto. Pero para que esto ocurra tiene que existir tranquilidad. Hoy la cooperativa produce con esta tensión


-¿Cómo se vislumbra el futuro de Sancor? No debe ser fácil para los empleados, para Sunchales…

- Es muy difícil. También las condiciones del sector lechero es muy compleja en la Argentina. EL mundo tiene varias oportunidades que el país hoy no las puede aprovechar. Hubo precios buenísimos que se tuvieron que dejar pasar, hoy no hay containers, tenemos muchos problemas en el comercio exterior. Hay que ver la situación económica general

La capacidad instalada da para ese 1,5 millón de litros diarios. No se habla de instalar nuevas líneas de producción, sino de utilizar lo que se tiene. Se han optimizado recursos. La cooperativa quiere crecer en litros, en condiciones a los tamberos, a los trabajadores. El futuro tiene que ver con esto. Pero para que esto ocurra tiene que existir tranquilidad. Hoy la cooperativa produce con esta tensión. A futuro tiene que haber un financiamiento que le permita a Sancor estabilizar el nivel de producción, mejorar las condiciones internas, la disponibilidad de productos para el consumidor. Pero no se solucionará con un grupo de amigos del gobierno que venga a administrar fondos