"El futuro del girasol en Argentina es brillante"

ENTREVISTAS 05 de julio de 2021 Por REDACCIÓN
En diálogo con el ingeniero Ignacio Berri (De Potrero en Potrero. Sábados 13 hs FM MED PINAMAR) el economista Jorge Ingaramo se refirió a los vaivenes de Chicago y al futuro del girasol
4WVKCXTXLZCW3AUCC2XY56TGBY

Escucha el audio

Audio

- La semana pasada, el mercado de Chicago se normalizó respecto a los precios de granos: ¿Por qué?

- Junio empezó con la noticia en EEU que la inflación había subido mucho más de lo esperado. Desde el gobierno se anunció que no se tomarían medias.Luego la Reserva Federal destacó que “no era para tanto, pero no nos vamos a quedar con los brazos cruzados”. Si bien destacó que no iban a aumentar las tasas de corto plazo, al ver subir las de largo plazo, se debatió. Alguno querían que los plazos de tasa de referencia (que está entre 0 y 0,25% anual) se acortaran: “dejen de especular comprando cualquier cosa a cualquier precio con tasa 0”. Eso ocurrió en la primera seman. Luego indicadores demostraban que la generación de empleo no era para tanto, que la actividad económica en EEU había mejorado pero el momento no era tan auspicioso. Desde que comenzó la posibilidad de suba de tasa y de que se cortaran algunos programas de promoción, los fondos de inversión que habían comprado soja, máiz, trigo, petroleo, hicieron lo de siempre: se tomaron el palo. Brusca toma de ganancias y caídas como las que vimos.

Esta semana pasada, entonces los fondos de inversión tuvieorn un menor rol. Ya habían hecho una diferencia fenomenal. Y asomó entonces la realidad: el cultivo de trigo viene bastante bien en el Norte de Europa y Mar Negro. El maíz viene bien en la UE y más o menos en EEUU. Brasil viene con problemas: se redujo 10 millones de toneladas la producción de maíz. China dijo que iba a importar algo menos de soja. Con todo esto, Chicago se normaliza. Para la soja Agosto, noviembre, las subas semanales fueron del 10%, reflejo de una buena situación de la Industria Aceitera (básicamente para el mercado interno, producción de biodieselpoca exportación) en EEUU que está aumentando su molienda. En estos momentos no está definido el rinde de la soja norteamericana.


EL trigo, el menos afectado por las cuestiones macroeconómicas, tuvo un desempeño tranquilo. En resumen, las subas de la semana oscilaron alrededor del 10% para la soja, 11% para el maíz y 2%. Buenas perspectivas alcistas y ya no molestan los fondos de inversión. Ya se aclaró la política para el etanol en EEUU (que para el m aíz es muy importante: el corte maìz / nafta se reducirá, no hay gran expectativa por ahí).

En definitiva, en Chicago los precios internacionales se mantienen altísimos. La Argentina mira eso, con su problema de la bajante del Paraná . Una semana entusiasta en Chicago pero llena de fluctuaciones Preparémonos para que de ahora hasta septiembre, viviremos con muy buenos precios seguramente en Chicago pero totalmente fluctuante.

- Hay entusiasmo por el cultivo de girasol y por la siembra para la próxima campaña: ¿A que se debe?

- El cultivo de girasol ha sido prácticamente destruido por la política de Cristina Fernández de Kirchner desde 2007 a 2015. Pasamos de 2,4 millones de hectáreas a 1,3 millones de siembra. Luego vino (Mauricio) Macri, que bajó las retenciones de 32% a 0%. Luego tuvo que subir a $3, $4. El año pasado fracasó la cosecha en el hemisferio norte. Nosotros no somos significativos en el mundo del aceite de girasol (el 6% de las exportaciones globales). Tenemos abastecidos el mercado interno y tenemos el excedente para vender afuera. El año pasado tuvimos un problema climático que se sumó al del Hemisferio Norte. Prácticamente el año pasado, el girasol fracasó en todas partes: Ucrania, Rusia, UE. El que pudo cosechar, cobró fortunas. Hubo una clara rapidez para vender y fijar el precio, aprovechando los 450 dólares que se cobraron más la bonificación que llega al 10%. Esto superó ampliamente los 260 que se cobraron en la campaña anterior. ¿Este año que pasará? Ucrania (dueño del mercado) no puede administrar su área, su producción . Mantendrá su producción 2019, 2020 (dos campañas atrás). Es decir, en el mundo habría la misma cantidad de girasol que hace dos años. Mientras, la demanda crece aceleradamente. La incorporación de China (que este año incrementará 300 mil toneladas sus importaciones de aceite de girasol para llevarla a 2 millones), hace claramente posible la recomposición de stock. En China, India, los países ricos del Medio Oriente con las nuevas clases burguesas que probaron el aceite de girasol y no quieren saber más nada con el de palma. Todo esto hace una situación de demanda mundial muy creciente: 4,5 crece el consumo y mas del 9% crecen las exportaciones. Argentina tiene lugar para producir girasol. Por eso el gran interés de los productores. Si bien los precios ya no están en 450 do´lares (los futuros oscilan alrededor de los 300 dólares, muy buen precio) . En conclusión, el panorama a futuro en los próximos años para el cultivo de girasol es bueno. La industria t5rabaja con el 50% de capacidad osciosa (puede comprar el doble). Hay mucho entusiasmo. Los principales híbridos de los semilleros están prácticamente agotados. El futuro del girasol en Argentina es brillante. Mi estimación es que de los 935 millones de dólares que tuvimos en 2019, en 2025 podemos llegar a 2 mil millones con comodidad

Te puede interesar