“Es necesario que el campo no sea visto sólo como un número sino como un lugar de desarrollo de los que van a venir”.

ENTREVISTAS 11 de abril de 2021 Por REDACCIÓN
Preocupados por el proyecto de ordenanza sobre aplicación de fitosanitarios en la zona periurbana de Rafaela, presentado en el mes de diciembre por la concejal Brenda Vimo, y que, de ser aprobado, podría dejar improductivas alrededor de 10.000 hectáreas,  charlamos con Fernando Belinde y Marcos Delfabro, de Productores Unidos Rafaela.
belinde delfabro

PG:  -¿Qué es Productores Unidos Rafaela y por qué surge?

Fernando: esto empezó como otra cosa, como vecinos agrupados de campo, pertenecientes a la periferia de Rafaela. Y comenzó por una cuestión de seguridad, porque habían sucedidos algunos hechos lamentables. Después se sumaron instituciones como la Sociedad Rural de Rafaela, la Cooperativa Guillermo Lehmann, la Asociación de Transportistas, el CRAR, diversos clubes, como el Atlético por su autódromo, la Cámara de Proveedores del Agro. Y ahora, unidos después del proyecto de ordenanza q se presentó en diciembre que fijaría una restricción de 1000 mts para aplicación de fitosanitarios más 1000 mts de resguardo. Con esa prohibición quedaríamos fuera del anillo productivo de la ciudad 26 productores entre tambo agricultura y lo poco de ganadería que queda. En el distrito quedan 9 tambos, 3 son de la cooperadora del Inta. La mayoría de los productores somos minifundistas. Tenemos 70, 80, o 100 hectáreas y algunos alquilamos algo más. Ya con la ordenanza vigente de 2004 que restringe 200 mts, quedan hoy en total 800 hectáreas improductivas de suelo 1,  que es la calidad considerada de las mejores tierras de la provincia. De ser aprobado el proyecto presentado en diciembre, con los 1000 mts que agregaría esta ordenanza se sumarían 5.000 hectáreas improductivas y si agregamos los 1000 mts de resguardo son 10.000. la ciudad se extiende en 3.500 hectáreas, si sumamos entonces son 13500 y como el total de distrito Rafaela son 15.000, significa  que con esta ordenanza no quedaría prácticamente nada para producción. Para dar un ejemplo, el caso del Inta, que tiene 700 hectáreas quedaría con 20 hectáreas útiles. 

165241262_117926973699578_4112638274355995171_n

¿Cuántas familias dependen de esos 26 productores?
Marcos: Nuestras familias, nuestros empleados que incluso son los que viven en los campos. Y nosotros somos los primeros interesados en que sigan viviendo en los campos, pero  toda la comunidad debiera estar interesada en eso  y obviamente somos los primeros interesados en preservar su salud y su sistema de vida entre campo y ciudad trasladándose a través de caminos adecuados, seguros, o sea , q sean vasos comunicantes amplios entre campo y ciudad, como lugares de vida. Y a la vez involucra a la amplia red de proveedores y prestadores de servicio q atraviesan de punta a punta toda la ciudad, el aprovisionamiento de insumos de toda índole, reparación de maquinarias, estudios contables, etc. Todo queda en la ciudad. Estos 26 productores no mueven sus acciones comprando en mercado libre o apostando a títulos o acciones en Buenos Aires, sino que compran la camioneta en la concesionaria de Rafaela, invierten si es q quedan márgenes en maquinarias de la región. Y si hay q comprar algún ladrillo lo compramos acá. Mirar un 26 parece poco, pero debe reconocerse que cada unidad productiva es un gran movilizador de negocios y de estructuras que permiten que los empleados sean justamente los habitantes de campo, lo cual no es poca cosa.
Fernando: Es el mejor ejemplo de economía circular y aparte tiene un gran efecto multiplicador. Ayer un camionero q estaba cargando la cosecha reflexionaba sobre el hecho que dos industrias de Rafaela fabrican para que los motores nos permitan estar dando vueltas para llevar la producción, porque justamente me estaba haciendo un planteo para mejorar los caminos rurales, que es otro de los problemas que tenemos. Uno viaja por otros distritos y ve que esos distritos del departamento tienen muy bien esos caminos, muy bien cuidados. Cosa que acá no ocurre, y acá hay que sacarles la leche a dos industrias grandes todos los días, hay dos frigoríficos, la cosecha misma que hoy los gobiernos la están esperando con los brazos abiertos, porque todo depende de eso..

-Es interesante esta visión que uds tiene de campo y ciudad..de convivir en armonía
Marcos: Eso es imprescindible y si uno se remite a los comienzos, a Guillermo Lehmann, la ciudad se pensó sobre tierras que fueron campo. Fíjense la integración que tenemos que no podemos diferenciarnos. El campo es necesariamente ciudad y la ciudad es necesariamente campo. En este caso nosotros estamos haciendo la entrevista en tres casas de la ciudad y viajamos permanentemente al campo, y vivimos casi más en los caminos que en ningún otro lado.  Imagínense entonces si los vasos comunicantes no van a ser tan estrechos. Y tenemos el ejemplo de los pájaros, cuando vienen a la noche a la ciudad no es porque en el campo se los eche, vienen, pernoctan, hacen desastre con algunos autos que ensucian y al amanecer se van (risas). Veamos ese ejemplo gráfico de la naturaleza de cómo están relacionados campo y ciudad.  Desde nuestra visión, estamos muy lejos de querer alejarnos del concepto de ciudad, porque formamos parte en esencia de ella y nos enojamos tanto cuando la ciudad nos quiere apartar…Porque al final parece que hablamos de límites dentro de los cuales parece que hubiera sobreprotección dentro de los 200 mts y fuera de ellos es la nada misma. No debe ser una cosa ni la otra. Debe ser tan bueno el criterio ambiental tanto dentro como fuera de los 200 mts. Y ese compromiso y responsabilidad lo tenemos todos los productores. No es que nos portamos bien dentro de los 200 mts y afuera hacemos cosas que no corresponden. En nuestras unidades productivas nuestra preocupación es obviamente que produzcan, pero a la vez nos interesa más que a nadie que la calidad de nuestras tierras permanezca no sólo para mi tercer generación, sino también para mis hijos que son cuarta generación. Y mis nietos. Es necesario que el campo no sea visto sólo como un número sino como un lugar de desarrollo de los que van a venir.
Fernando. Nuestro recurso suelo es lo que más cuidamos porque es el elemento más importante que tenemos en la producción. Nosotros cuidamos la salud de la población. Hoy la tecnología ha avanzado. Se usan productos de banda verde que son más inocuos que algunos productos que usamos en el hogar. Y las maquinarias aplicadoras o pulverizador hoy detectan el lugar exacto donde está la maleza y hace la inyección del producto fitosanitario específicamente sólo en el lugar que necesita y corta.
Hay mucho trabajo para hacer, especialmente cuando se plantea una ordenanza. Como productores seríamos los primeros en alegrarnos de que la municipalidad haga sus controles y auditorías sobre nuestras aplicaciones. Pero hay que partir de los organismos propios que ya están actuando dentro de estas acciones de contralor, que son propiamente del municipio. Entonces tendría que haber un diálogo fluido con los técnicos contratados por la propia municipalidad que son los que ya conocen lo que estamos haciendo. Y conocen la naturaleza de los productos que utilizamos. Eso no se hace. Parece algo raro, pero los organismos municipales que están en contacto con el campo no son de los primeros consultados cuando se hacen este tipo de ordenanzas o se desarrollan estas ideas, ni tampoco se ha acercado nadie a nosotros, a los productores. Sólo la prensa se acerca a consultarnos.
Fernando: Un dato a tener en cuenta: las normas americanas y las europeas. La Comunidad Europea tiene más de 500 millones de habitantes. Allí, la norma fija la distancia en 1 metro. Termina la pared de la casa y están aprovechando el recurso suelo que tienen para poder producir. Esa norma fue aceptada por esa cantidad de gente y nosotros estamos debatiendo una ridiculez:  1000 mts más 1000 mts, en el lugar donde la tierra debe brindar sus frutos. Aparte, de ser aprobada la ordenanza, esas tierras serían lugares de abandono total, de alimañas, malezas, representaría inseguridad misma para la ciudad y para  la zona rural también. 
Marcos: Imagínense lo que podría ser en pleno corazón alemán o español pensar en 1000 mts más otros 1000, o sea con 1000 mts ya implica adentrarse en 18 casas contiguas y Alemania no se va a privar de producir. Prefiere invertir su experiencia y su capacidad económica para desarrollar productos que sean amigables con el medio ambiente y con sus unidades productivas. Los niveles exponenciales de crecimiento poblacional hacen que el mundo necesite cada vez más  alimentos. El desafío es cómo generamos alimentos estando de la mano del medio ambiente, del cual dependemos pero al mismo tiempo haciendo rendir cuanto más se pueda el desarrollo de nuestras tierras. 
Muchas veces se nos cataloga a nosotros como una industria extractiva, se nos compara a veces con la minería y quien conoce el campo sabe diferenciar lo que es una aplicación fitosanitaria para control de plagas y malezas, de lo que es una acción de fertilización que no es otra cosa que devolver a la tierra lo que uno de manera extractiva le está pidiendo prestado. Insisto en esto porque yo no quiero que se vea esto como una visión de parte nuestra de buen samaritano. Nosotros somos productores agropecuarios que vivimos de esto y tenemos un negocio asociado al campo. Entonces cuando uno devuelve a la tierra no lo hace simplemente de una manera espirituosa diciendo “ yo le devuelvo a la tierra lo que me dio y firmo un poema”. Y bajo ese prinicipio se debe entender que somos los principales interesados en proteger nuestra tierra no sólo porque el medio ambiente nos lo pide sino porque mi empresa y mis hijos y nietos me lo piden.
Fernando. Por otra parte, los hermanamientos sirven también para estas cosas. Entonces aparte de hablar con los actores afectados tenemos que aprovechar también la legislación de nuestras ciudades hermanas que tienen casi 500 años más que nosotros. Y algo han aprendido. 

167848792_122243036601305_7775657052952899409_n163302753_117928833699392_5048403626130839113_n

Productores Unidos Rafaela..surgió unidos y reunidos por el espanto, pero  que piensan a futuro sobre esta asociación? 
Fernando: estamos muy contentos de cómo estamos trabajando, estamos muy unidos, y a futuro creo que nos vamos a seguir fortaleciendo porque hay muchas cosas por hacer.  Desde la red vial, la conectividad, porque las familias que están en el campo necesitan una buena señal de internet, más especialmente con este tema de la pandemia y la escolaridad, la seguridad de nuestras personas que viven en el campo y también hay proyectos. Vamos a tener un tiempo largo para seguir juntándonos y charlar, sobre las vías de acceso, por ejemplo, la autovía que conlleva el aumento de velocidad de los vehículos nos exige medidas de protección en nuestros límites cada vez más exhaustivas, y las barreras forestales es otro tema. No se trata solamente de plantar arbolitos donde se vea sino que haya una política de barrera forestal donde el mismo árbol sirva para acolchonar muchos de los efectos que puede haber combinado. Recuerde que el basural puede largar muchos olores. A veces la ciudad contamina mucho más que el campo. Tenemos imágenes de las cataratas de los afluentes, muchas veces todo esto hace que el campo tenga q defenderse de la contaminación de la ciudad. Hablamos antes de la basura, tiran basura en los caminos, en las cunetas, y eso hace que tengamos que organizarnos entre nosotros. Se arman grupos de whatsapp que incluye también el teléfono de la comisaría, donde nos vamos alertando cuando ocurre algo. Tenemos ese   compromiso de protección. Y este emprendimiento tiene el mismo espíritu. El campo fue siempre silencioso, trabaja a contratiempo de la ciudad: trabaja de noche, trabaja un sábado, un domingo. Tiene momentos que a veces no son los que acompaña la ciudad. Y por eso tal vez nuestra voz también fue siempre silenciosa y muy pasiva. Y creo que este tipo de reunión de productores lo que hace es no solamente unir nuestras voces sino compartir nuestras experiencias y permitir hacer una única gran voz que se haga notar. Por quedarnos callados muchas veces se tomaron medidas que hoy las estamos viendo complicadas. Porque estos 200 mts es como que nos agarró dormidos. Entonces la discusión de este año debiera ser 0 o 200 mts. Y como nos quedamos dormidos en los 200 hoy es 1000 y si nos hubiésemos quedados dormidos en los 1000 va a ser de acá a dos años 2000 y eso creo q no es justo. Por lo tanto es cierto que nos une lo tremendo de enfrente, pero a la larga lo vamos a  saber capitalizar como sector y fortalecernos, no por revanchismo ni confrontación, sino en defensa de nuestra actividad pero al mismo tiempo, defendiendo la  historia de la producción.
Fernando:  otra cosa que nos va a mantener unidos es que la tecnología misma va a seguir cambiando. Entonces de lo que hablamos desde hace un tiempo es que ya dentro de tres o seis meses todo puede ser obsoleto. Entonces una ordenanza ya quedaría desactualizada y otra cosa que tendríamos que llegar a hacer los Productores Unidos de Rafaela es lograr el consenso público-privado. Articular con el municipio ciertas cuestiones como el crecimiento, la seguridad, porque si no tenemos buenos caminos la policía no puede ni andar, la gente del destacamento Los Pumas no puede trabajar, las personas que viven en el campo tiene que venir a sus actividades, al supermercado, al médico. Hablar del gran Rafaela como referente del área metropolitana porque sinceramente tenemos que trabajar desde ese concepto.

Marcos Además lo que hacemos debe ser disparador para los pueblos de la región. Así como nosotros hablamos de área metropolitana, nosotros tenemos unidades urbanísticas próximas a nosotros a 5 km, 12, 16, 20 km, que son unidades que muchas veces tenemos que tener en cuenta, respetando su autonomía, como formas de gestionar espacios habitacionales de vida, mas allá de la ciudad  y esos puntos de unión entre Roca y Rafaela, Susana y Rafaela, y Bella Italia y Rafaela, Lehmann y Rafaela, son espacios que son campo y al mismo tiempo tienen tránsito y van a unir ciudad con ciudad o pueblo con ciudad. Hay mucho compromiso también con el grupo periurbano de que esto no quede  simplemente como una experiencia rafaelina, sino que involucre a otros poblados, y que al mismo tiempo la experiencia de los pobladores que son generalmente los que viven a patio de por medio de sus producciones, también comprometa a los presidentes comunales, a la personas, y que nos hagan escuchar su voz y que nos digan qué es lo que piensan sobre nuestras realidades porque a la larga les va a afectar a ellos, a toda la región. Entonces esa experiencia que tenemos de unidad los productores ahora, es verdad que surgió por cuestiones de seguridad, o por la contaminación o la basura que nos llegaba de la ciudad, y hoy nos termina de unificar por la amenaza potencial de esta ordenanza, pero tiene muchas aristas de desarrollo y profundización que merece que seamos unidos. 
Fernando: Al estar unidos generamos ideas que las vamos plasmando y ahora través de las redes nos vamos comunicando. Yo lo comparo con nuestros padres que arrancaron de la nada y hoy estamos hablando tecnológicamente así. Hoy me acordaba de cuando había que redactar una carta y mandarla a la estafeta del barrio. O sino pedir la llamada de larga distancia a la operadora. Todas esas cosas han mejorado, y nosotros que venimos de la generación del medio,  porque tenemos cuarenta y pico,  hemos tenido la oportunidad de capacitarnos en el mismo nivel secundario,  terciario o universitario. También hemos contado con la posibilidad de tener asesores de todo tipo, de agronomía, de la veterinaria, de área contable, jurídica, todo eso  nos ha ayudado a crecer. Y pensamos de forma diferente ciertas cosas, y esto nos lleva a buscar solución en conjunto con los involucrados. Por ejemplo, con los residuos, tendríamos que poner tres plantas más de clasificación de residuos como la que ya existe en Av. Fanti, en la zona oeste, en los restantes puntos cardinales. Eso simplificaría mucho más la tarea y signficaría una reducción de costos para el municipio, que no tendrían que salir a limpiar los caminos.
Marcos.: Fernando es una usina de ideas. Y esas ideas responden a sus capacidades dentro del sector, sino a su vida dentro del sector. Es simplemente ponerte a pensar. No requiere un gran desarrollo técnico ni de inversión. Uniendo sectores.  Esto no lo logra sólo el campo, no lo logra sólo el municipio, ni siquiera la comunidad per ser. Necesitamos justamente unirnos. Entonces esto de que haya una reunión de productores nos da por lo menos la voz desde la unidad para sentarnos en una mesa, y no pelear, sino concordar ideas para que justamente sea mejor para el municipio, como el ejemplo de Fernando.
Fernando: con respecto a productores Unidos nos han consultado otros productores de otras partes, de Buenos Aires o Santa Fe, que se han contactado con nosotros a través de las redes, y nos felicitan porque por lo menos nos hemos agrupado y hemos empezado con un objetivo en común. Y nos hemos conocido y acercado entre nosotros. Yo por ejemplo a Marcos no lo conocía, sólo de vista, pero no tenía el contacto que tenemos ahora a diario y entre todos. Antes no teníamos la costumbre porque cada uno está ocupado en su propia vida.
  Otra cosa para destacar es que se trabaja con las buenas prácticas agrícolas. Al trabajar con las buenas prácticas, que ya el gobierno socialista a través de la ministra Siciliani y el secretario de agricultura Medina lo había comenzado a implementar, con todo su proceso y su protocolo de control,  hoy es muy difícil cometer errores. Porque no le conviene a nadie. Ni al productor, ni al municipio, ni a la comunidad, la que respetamos en primera instancia. 

-Se viene otra jornada de capacitación…
 La semana que viene se viene una jornada de aplicación con expositores de primer nivel que traemos desde CaSaFe Buenos Aires, del Ministerio de Agricultura de la Nación, para que la gente se informe sobre cómo se debe trabajar. Y al que no cumpla que tenga la sanción con una multa severa, inhabilitación, lo que sea, pero que castigue al q hace mal las cosas. 
Marcos. El próximo miércoles esta jornada tendrá no solamente la presentación de expositores como ya hicimos los viernes anteriores, sino una jornada demostrativa, donde uno puede ver cómo funciona un mosquito, cómo funciona un avión, especialistas que nos siguen capacitando sobre tratamiento de envases. Todo esto muestra lo que hacemos a diario y mostrárselo a la gente a nosotros también nos sirve para seguir aprendiendo. Es una invitación que hacemos entonces para el miércoles para que especialmente la gente de prensa pueda hacerse eco de estos espacios para informarse como nosotros también lo vamos a seguir haciendo el día miércoles.