Navarro: “La Mesa de las Carnes no ha servido”

Compartimos entrevista realizada por el ing. Ignacio Berri para su programa Campo y Ciudad a Arturo Navarro, expresidente de CRA y CARBAP . Navarro es analista y consultor agroindustrial

ENTREVISTAS 15/04/2021 REDACCIÓN REDACCIÓN
descarga

-¿Cual es tu opinión acerca de la amenaza de funcionarios del Gobierno Nacional en el sentido de cerrar las exportaciones de carne? ¿Por qué el Gobierno promueve el cierre?

- La situación del gobierno es realmente muy crítica. Hay tres temas. Hablo del gobierno pero son dos tendencias. Y está surgiendo la competencia de quién manda: Cristina o Alberto (Fenández). Los temas que condicionan su futuro inmediato son: el debate por la falta de vacunación, la inflación, que sigue creciendo y no la pueden parar porque siguen gastando y su futuro electoral. Temas cruciales para el gobierno que les lleva a plantear cualquier estrategia para encontrar un escenario mejor en ele corto plazo.

Han congelado todos los precios para que no aumenten. Hay aumentos, de una inflación estimada entre 36 y 40%. Al mismo tiempo congelamiento de tarifas y nada de ajustes. Políticas marcadas por Cristina. Todo esto se relaciona con la suba de los alimentos y el de la carne en particular, el tema más preocupante para el Gobierno: ellos dicen que “un peronista no puede permitir que la gente no coma asado”, En el país se consumen 120 kg de carne, de proteína. Nadie se muere de hambre por el precio de la carne. Se muere porque la gente perdió el trabajo y no tiene plata para comprar lo más barato posible. La carne sigue estando barata y hay gran preocupación en el ambiente de lo que puede ocurrir si se toma esta medida.


-¿Es electoralista la medida?

-Por supuesto. En el escenario que describimos, es muy difícil que un gobierno pueda ganar las elecciones. Quieren ganar por mucho, para conseguir las mayorías especiales que necesitan para hacer los cambios profundos de terminar con un sistema republicano y transformarlo en autoritario que es la idea. No podemos dudar de esta estrategia. Las dos tendencias del gobierno pueden ser diferentes, pero el objetivo es el mismo. A pesar de que entidades, como la Comisión de Enlace, ya ha dicho que no quiere opinar sobre el tema, creo que están muy equivocados. Me parecióp muy correcta la posición de CRA, haciendo un planteo crítico de lo que significa esta medida. Ya la sufrimos en 2006 que significo la pérdida de unas 10 millones de cabezas, se abarató por un tiempo la carne pero luego se encareció. Es una medida electoralista, con las consecuencias a los consumidores y al país. Este año ingresarían más de u$s 3000 millones.


-Concretamente, ¿cuáles serian las consecuencias para los consumidores, para el país?

- La carne no bajará. Hoy los productores, con las lluvias que mejoran los pastos, pueden abrir un compás de espera y no vender hasta que se resuelva este debate. De este lado, puede ir subiendo. Pero los consumidores no tienen plata. Por ende, no habrá una presión desde la demanda. En definitiva, no hbrá un gran cambio en los precios.

Los frigoríficos pueden lanzar alguna oferta. Pero ya se vio, fue mal distribuida, llega de manera parcial. A la larga, la carne seguirá encareciendo porque la demanda mundial es muy importante. Nos aplauden en Brasil, Paraguay y Uruguay porque la demanda china iría para ellos.

-¿Qué se tendría que haber hecho para no volver a discutir este tema?

- ¿Cuál es el rol de la dirigencia para que esto no ocurra una vez más? La Mesa de las Carnes no ha servido. Macri la juntaba, la presidía personalmente. NO cambió nada en el sentido de ir hacia una política moderna de carne. Se juntaban 50 personas, los buenos, los malos, los tránsfugas, los que manejaban cooperativas. Lo único positivo fue que se puso más énfasis en el control de faena, dentro de la estructura de frigoríficos que impulsba Marcelo Rossi. Y nada más. Lo corrieron a Rossi para que los mataderos clandestinos (en especial en provincia de Buenos Aires) puedan trabajar a sus anchas para hacer bajar el precio de la carne. NO voy a cobrarles impuestos, pero bájenme la carne. Es una estrategia de gobierno populista que ya conocemos.

Un sistema moderno implica vender la carne troceada en paquete, con los tickets con barras de identificación cada uno. Es la única forma de hacer políticas sociales con determinados cortes. El frigorífico, el productor sacrificarían ganancias y a la vez el gobierno bajaría los impuestos. La carne tiene casi un 30% de impuestos

En definitiva, al bajar el consumo permitió poder exportar. Otro camino es aumentar la productividad. Falta mucho por hacer: hoy se sigue destetando un 62% mientras en EEUU es del 80%. Hay más productividad por animal.

En Argentina, además de cambiar a los políticos, quizá sea momentos de cambiar a los dirigentes que están discutiendo. Si no hay renovación de una política moderna de carne, Argentina no será un país previsible. 

Lo más visto
_oVXaQNJ1_1300x655__1

Algunas cifras de Santa Fe

REDACCIÓN
DATOS 19/02/2024

¿Qué lugar ocupa entre las provincias exportadoras? ¿Cuáles son los principales destinos y sectores exportadores santafesinos?