El ministro con fecha de vencimiento antes de asumir

POR RAÚL STEFFANAZZI Ningún nombre por sí solo, tiene supremacía en el medio de una fenomenal crisis de CREDIBILIDAD GUBERNAMENTAL como la que atraviesa al Frente de Todos contra Todos.

OPINIÓN 21/09/2021 REDACCIÓN REDACCIÓN
Julian-Dominguez-jura-1

multimedia.miniatura.92ee750934c61ece.64657363617267615f6d696e6961747572612e6a7067

Por Raúl Steffanazzi

Ningún nombre por sí solo, tiene supremacía en el medio de una fenomenal crisis de CREDIBILIDAD GUBERNAMENTAL como la que atraviesa al Frente de Todos contra Todos.
El señor Julián Domínguez, es el caso. 
Hace un corto tiempo atrás, asumió la misma cartera, como consecuencia del desgaste del gobierno de turno al enfrentarse contra la base productiva de la Argentina, con la famosa R 125. Era el afán de recaudación central, en un momento transitorio de precios altos del sistema Global de commodities. Era el error de cálculo de un hombre del interior, N. Kirchner y su señora esposa, Cristina, afanoso por el dinero fácil, que no pudo ver que se enfrentaba con el resurgimiento de lo mejor de la Argentina Federal, sus actores productivos y sus gobiernos locales, después de los eternos meses aciagos de crisis 2001.
En ese contexto, el hombre de gran cintura política y de trayectoria reconocida, supo realizar bien su faena de gran dilatador, de eterno mentiroso del cambio para que nada cambie. Invento, entre 2009 y 2011, el Plan Estratégico Alimentario (PEA) 2010-2020 en el que planteaba un horizonte de objetivos para el sector agropecuario. Quienes tuvimos participación en las larguísimas jornadas de entretenimiento territorial, denominadas mesas de consenso, quedamos entrampados, sabiendo que ya estaba todo escrito y que, al mismo tiempo, ninguno podía decir que no era lo que necesitábamos y se sigue necesitando.
Argentinidad al palo…dice una canción muy expresiva del ser nacional…dilató con esto y logro que se saliera del  área de turbulencias. Tenía además, una herramienta propia para corroer la unidad de las organizaciones rurales, su brazo derecho, la Canpo. Con ciertos instrumentos financieros pequeños pero eficaces, para “persuadir” voluntades agrarias.
En cambio, hoy, estimado Ministro con fecha anticipada de vencimiento, los tiempos son muy otros. Toda una sociedad urbano-rural no quiere saber más nada del gobierno que integra.
Los dirigentes agrarios conocen de sus habilidades anteriores, además de no soportar más todas las mismas locuras efecto boomerang con efecto tardío, que han resuelto y llevan ejecutando, los integrantes de este, su gobierno. No se compra más nadie curvas. Sólo hacen sobreactuación, los grandes, grandes ganadores de siempre, que siempre con este tipo de gobierno, se favorecieron. El globo siempre es el mismo; lo apretás por la punta (las economías regionales y sus productores e industriales) y se infla a favor de unos pocos del otro lado (las grandes empresas de exportación).
Debería recordarle el Secretario Solmi, que hizo circular un audio de apuro, quien decide el cierre de exportaciones y todas las locuras que existen en esa cabecita alejada del sentido del trabajo y la producción. Le debe contar que el chico grande, tomó todo este asunto del “campo” bajo su responsabilidad de decisión.
Ahora, no tiene tiempo para dilatar. Si no resuelve y convence al hijo prodigo, que, deben abrir inmediatamente las exportaciones, por ser la entrada genuina de recursos externos, deben dejar actuar al sector privado en la Hidrovia, deben atenuar las mal denominadas retenciones para relanzar todo, la fecha de vencimiento es tal cual.
Claro, no podrá, porque rompe con el infantilismo épico que ya no se lo cree ni siquiera el pobre ser humano cautivo, de las villas inhabitables de las grandes urbes. 
Tampoco podrá, porque sino recaudan mas aún del “campo”, ¿de dónde sacaran recursos para parar la implosión a la que llegaron por obra y gracia de ellos mismos?. 
Es confianza y credibilidad lo que no se tiene, eso mismo pone la fecha de vencimiento.
Y, para cerrar, rescato una frase del flamante ministro en ACSOJA: "El cultivo de la soja y todas sus posibilidades de procesamiento y transformación deben enmarcarse dentro de un manejo sustentable, respetando prácticas adecuadas y legislación vigente, como lo es la Ley de Bosques", manifestó.
Pobre señor de viejos pergaminos. Cree que con el doble discurso histórico, puede salir airoso. Viva la soja, pero paren de sembrar soja. Pero, siembren para recaudar. 
Pongan fecha, señores lectores.

Te puede interesar
Lo más visto
INFO0224_FAENA

Faena en Santa Fe durante febrero

REDACCIÓN
08/04/2024

Un informe del IPEC brinda detalles de lo ocurrido en la provincia en relación a la faena de ganado bovino, porcino y aviar