“No hay forma de defender la eliminación de la ley de biocombustibles”

CONVERSATORIO . BIOCOMBUSTIBLES ARG. ¿EN TERAPIA? Miguel Lifschitz, Fernando Vilella y Verónica Geese protagonizaron este miércoles un conversatorio sobre la ley de biocombustibles. Más allá de la necesidad de prorrogar la que está vigente, “Argentina debería tener una política ambiental y energética. Si así fuera, estaríamos pensando en una nueva ley que incremente los niveles de corte y que intensifique la promoción de los biocombustibles” resaltó Lifschitz. El impacto ambiental, económico. El error estratégico de retroceder. El rol de las corporaciones petroleras. El desarrollo territorial.

EVENTOS 08/04/2021 REDACCIÓN REDACCIÓN
EyZsn_yWEAY4Xpa

Dentro de muy pocos días –algo más de un mes-, dejará de estar en vigencia la Ley de Fomento al Biocombustible. En estos 15 años desde su implementación, 56 plantas de biocombustibles -en su mayoría pymes- pudieron desarrollarse en varias provincias: principalmente en la región centro, Buenos Aires, Tucumán y el NOA. Particularmente en Santa  Santa Fe se produce el 80% del total y se encuentran 40 de las 56 plantas vigentes. Directamente, genera 4000 mil puestos de trabajos. Santa se encuentra “en el corazón estratégico de los biocombustibles argentinos”. Así se denominó el conversatorio que tuvo lugar este miércoles a través de una videoconferencia en la que participaron Verónica Geese (Ex Secretaria de Estado de la Energía de la Provincia de Santa Fe), el Ing. Miguel Lifschitz (Presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe) y el Ing. Fernando Vilella (Director del Programa de Bioeconomía de la UBA).   

CHARLA COMPLETA

Este encuentro dejó en claro que la importancia del desarrollo del biocombustible se encuentra en varios planos: en lo económico, en el impacto en el medio ambiente, en la salud, en la huella del carbono y el calentamiento global comparado con los combustibles fósiles, en el desarrollo territorial. Su relación con los otros productos de las cadenas valor tanto de la soja, el maíz y la caña de azúcar es un tema también a tener en cuenta. La posición del país en el concierto de las naciones -donde cada vez se exige más “verde” en la composición de los productos- es otra de las miradas que dejó este conversaorio. Y las dudas que quedan desde la política, el rol de las corporaciones petroleras y el silencio de los gobiernos provinciales.

A nivel legislativo, el Senado de la Nación aprobó casi por unanimidad la prórroga de la Ley. A la hora de Diputados, parecía que estaba todo consensuado pero, extrañamente, el tema se viene posponiendo. Se habla de borradores que armaron desde el oficialismo que, según lo trascendido, significarían un retroceso en relación a la ley vigente que estipula que el 10% de gasoil que sale del surtidor está cortado por biodiesel y el 12% de las naftas por etanol (caña y maíz). Extrañamente, legisladores de Santa Fe -que deberían defender los intereses del pueblo santafesino que los votó- “son uno de los principales impulsores” resaltó en una parte de la charla Vilella “defendiendo los intereses de corporaciones ubicadas en otros lugares”

El conversatorio se brindó a través de las plataformas de  los espacios de la Usina Social y Demos.

 

Geese: “Vemos una oposición a dar una discusión honesta y ética de una nueva ley por parte de la corporación petrolera”

www

 “La ley genera hoy más de 60 mil puestos de trabajo” describió en su presentación Verónica Geese: “los biocombustibles no sólo son sustitutos de los combustibles tradicionales, sino que, al sustituirlos mejoran la ecuación de emisión de gases y el efecto invernadero”. A la vez recordó que durante la gestión del gobernador Miguel Lifschitz se avanzó en varios “programas para demostrar técnicamente que es posible la mayor utilización de biocombustibles. Vemos una oposición a dar una discusión honesta y ética de una nueva ley por parte de la corporación petrolera y de las automotrices”

Geese advirtió que aún no está clara la manera en la que se “penaliza la emisión de carbono en el mundo y si la Argentina podría ser penalizado en algún momento con sus productos que exporta. Se debe tener en cuenta que en cada producto que exportamos el combustible que se utiliza tiene un renglón importante en cuanto emisión de ese producto”

 

Fernando Vilella: “no hay forma de defender la eliminación de la ley de biocombustibles”

WhatsApp Image 2021-04-07 at 21.07.46 (4)

A su turno, Vilella recordó que la ley vigente fue acompañada desde todos los sectores en su momento debido a varios factores: por un lado “una impronta de mejor perfil en el uso de los combustibles, a cuidar el ambiente y aprovechar los productos que teníamos agregándoles valor”. Esto es soja,maíz y caña de azucar.  

Vilella brindó un detallado análisis llegando a la conclusión que la Argentina exporta sus productos quedando relegada sustancialmente en cuanto al agregado de valor si se compara con otros países: más del 60% del maíz se exporta como grano. Brasil, menos de la mitad y EEUU menos del 25%”.

Ahora bien. Argentina lidera el mercado mundial de la harina y el aceite de soja –con lo que se produce el biodiesel: “Si dejamos de hacer biocombustible (si se cae esta ley y no es reemplazada por otra) ese aceite inundará el mercado de uso humano” lo que traería como consecuencia la caída de los precios. “No hablamos de un producto, sino de un conjunto de productos que están concatenados unos con otros”.

El impacto de la cuestión ambiental en los mercados es otro tema a destacar: ““Hacia adelante ningún producto que no tenga una clara certificación del impacto ambiental, tendrá un mercado Al menos de los países relevantes. Existe una visión de un sector europeo de fomentar al mejor comportamiento frente al ambiente”.

Para Vilella “no hay forma de defender la eliminación de la ley de biocombustibles ni la reducción de los cortes ni desde el punto de vista ambiental ni desde la salud de las personas”

El especialista reconoce que hay aspectos de la ley “para mejorar o que se hicieron mal” y que las “nuevas tecnologías” han tenido su impacto. Se necesita una nueva ley: para Vilella la que elaboró la Liga de las Provincias Bionergéticas -Santa Fe en su momento jugó un rol relevante hasta 2019 en la misma- que estipula, entre otras cuestiones, un aumento paulatino del corte de biocombustible

En relación al tratamiento en el Congreso de la Nación, fue contundente también: “Los diputados que representan a los pueblos de las provincias donde se produce biocombustible, tendrían pocos elementos para no votar una prórroga o una reconfiguración. Cuando vemos los tipos de argumentos que plantean, ninguno resiste la prueba de los números. Son argumentos perfectamente rebatibles”. Y ejemplificó: “hablan del impacto en el aumento del costo de los alimentos. Del 63% del maíz exportado, se utiliza sólo el 3% para etanol.  Los aceites en base a soja no son los que consume el mercado argentino”. Y cerró resaltando: “Los que ganan con todo esto, no es el ambiente, ni la gente que trabaja en cada una de las regiones, ni las empresas que invirtieron. Queda una circunstancial ventaja para la industria de la contaminación, del petróleo. No es cuestión que desaparezca el otro. No es biocombustible o petróleo, No es vaca viva o vaca muerta. Son ambas´”

 

Lifschitz: “Argentina debería tener una política ambiental y energética”

WhatsApp Image 2021-04-07 at 21.07.46

A su turno, el exgobernador y actual presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Lifschitz, agradeció en primer término al diputado Pablo Pinotti quien fue el promotor de la iniciativa. Luego resaltó: “que estemos debatiendo sobre la necesidad de promover e incentivar” el sector del biocombustible “muestra claramente que no hay una visión de mediano y largo plazo de una política energética en la Argentina. Mientras, los países avanzan en transformar su matriz energética incorporando de manera gradual y sostenida las energías limpias. Evidentemente la Argentina no está en este sentido en la sintonía del mundo. Vamos a contramano”.

Argentina en 2016 firmó el acuerdo de París que impone metas muy claras en relación a  la reducción de emisión de gases que produce el efecto invernadero y como consecuencia el calentamiento global. La utilización de combustibles fósiles en el transporte (gran consumidor), por ejemplo, significa no estar en esa sintonía: Si Argentina tuviese una política ambiental “estaríamos viendo cómo incorporar más biocombustible al funcionamiento de la economía y en particular en el sector del transporte”

En este sentido, el exgobernador recordó lo que fue “la experiencia santafesina” durante su gestión: “Rosario, por ejemplo, utiliza el 100% de biodiesel en el transporte. Esto además del normal funcionamiento de la flota, produjo un impacto muy positivo sobre el medio ambiente y en la Salud.”

“Argentina debería tener una política ambiental y energética. Si así fuera, estaríamos pensando en una nueva ley que incremente los niveles de corte, que intensifique la promoción de los biocombustibles”. Como lo establece la legislación santafesina, tener la meta donde “todos los transportes urbanos e interubanos, los de carga utilicen 100% biocombustibles”.

“Cuando no hay política de Estado, cuando no hay un debate serio y transparente sobre los grandes temas de la Argentina, comienzan a operar los intereses económicos, las corporaciones tratando de sacar ventajas para su sector” advirtió Lifschitz: “Nadie mira el interés general, el proyecto de país que tenemos que construir colectivamente”.

En relación a la discusión legislativa en el Congreso, Lifschitz resaltó: “esperemos que haya una reacción de los diputados de estas provincias”. Y describió los caminos posibles: “Prorrogar la ley vigente porque no hay otras alternativas” dado los tiempos. Con esto se brinda “certeza a las empresas  y a los miles de trabajadores que dependen de esta actividad”. Por otro lado, “abrir una discusión seria donde podamos definir no sólo una estrategia y una política de biocombustibles, sino una política energética que es lo que necesita Argentina”.

Los diputados deben entender que por arriba de los intereses sectoriales, regionales o locales de algunas empresas petroleras está el interés general de la Argentina. Tenemos que construir colectivamente una política energética que sea sustentable ambientalmente”

Para Lifschitz “no hay razones ni económicas, ni estratégicas ni ambientales que puedan justificar retroceder” en este proceso “innovador y positivo”.

En la Argentina, la bioeconomía “no tiene techo. Sólo depende de una decisión política de crecer en biocombustble, y en cientos de productos que se pueden obtener de la biotecnología aplicada a los cultivos y a la producción agropecuaria”

“Argentina debería combinar sus recursos de la manera más conveniente: en lo energético, en lo ambiental, teniendo en cuenta sus economías regionales en un sentido federal. Esto genera empleo, arraigo en el interior, desarrollo en los pueblos y ciudades del interior del interior”.

Y fue más allá: los biocombstibles contribuyen a “la balanza comercial del país. Por un lado permiten reducir la importación de otros combustibles y por el otro, si bien gran parte se utiliza en el mercado interno, hay una franja que se exporta”

Te puede interesar
Lo más visto
2-167-1024x685.jpg

Chicharrita del maíz: Qué hacer con el cereal y cómo aprovecharlo al máximo

REDACCIÓN
NOTICIAS 10/04/2024

La enfermedad que transmite la chicharrita causó importantes daños fisiológicos y reducción del rendimiento. Especialistas del INTA brindan recomendaciones para aprovechar el cereal como recurso forrajero y minimizar las pérdidas. Evaluar el destino del grano y regular el cabezal de la cosechadora, entre las principales preguntas que se hacen en el campo. Este tema se incluirá como parte de un webinar el 16 de abril.

delito-cuero

Se conformó la Mesa de Seguridad Rural santafesina

REDACCIÓN
NOTICIAS 12/04/2024

Fue en un encuentro encabezado por los ministros de Desarrollo Productivo y de Justicia y Seguridad, junto con representantes de Coninagro, Carsfe y la Federación Agraria. Se trazaron líneas de trabajo y se propuso la conformación de mesas locales.