"Autoritarismo, amenazas y medidas intervencionistas, recetas que ya fracasaron"

Con los tapones de punta salió el CRA a fijar posición ante la posibilidad del cierre de las exportaciones de carne, como advirtió una funcionaria del gobierno.

NOTICIAS 13/04/2021 REDACCIÓN REDACCIÓN
Carne

"Síntoma de la decadencia intelectual". Así de duro fue la Confederaciones Rurales Argentinas a la amenaza de cierre de exportaciones por parte del gobierno nacional . “Una bravuconada más de este gobierno” decía Miguel Schiaritti días atrás. Algunas de las tantísimas repercusiones (adentro y afuera del gobierno) que tuvo la frase (poco feliz, por cierto, si lo que se quiere es encontrar consensos) de la secretaria de Comercio Interior del Ministerio de Desarrollo Productivo, Paula Español ante el aumento de precios, “no nos va a temblar el pulso si tenemos que cerrar las exportaciones de carne”. Una frase, producto quizá también de una interna dentro del mismo gobierno como refleja el diario La Nación.

CRA señala en un comunicado difundido ayer “no volvamos a destruir la cadena de la carne, trabajemos para que haya más producción, más transparencia en la cadena, menos presión impositiva, más incentivos al agregado de kilos por animal y menos ideas obsoletas y demagogia", "Autoritarismo, amenazas y medidas intervencionistas, recetas que ya fracasaron" así titulan el documento: “la Argentina del presente, enfrenta graves problemas, de todo tipo, entre otros, la pobreza y la necesidad de su población en alcanzar con sus ingresos una alimentación sana y balanceada. En ese marco, "voces de funcionarios públicos del Gobierno central, amenazan con el cierre de exportaciones de carne, en una nueva embestida, de viejas ideas, para solucionar una situación que amerita un análisis sin dogmas ni demagogia", advierten.

Para tomar esta determinación, en CRA consideran que en la Argentina actual, los precios relativos están distorsionados, consecuencia de un proceso inflacionario de larga data y que no encuentra cauce y corroe los ingresos de toda la sociedad: "El proceso inflacionario y la creciente presión impositiva en sus tres niveles, debe ser incorporado cada vez que se hable del precio final de cada producto, porque sin duda, los costos están atravesados por estos factores, en Argentina todo aumenta, no solo la carne, pero parece que nadie quiere hacerse cargo de la política económica actual".

La entidad de productores alerta que se pretende hacer creer a la población que la exportación de carne es el factor desencadenante de su precio en el mercado interno, sin considerar abiertamente la incidencia inflacionaria y la presión fiscal antedicha: "Resulta un síntoma de la decadencia intelectual para enfrentar el tema, la idea de retornar al cierre de exportaciones, experiencia, que bajo el mismo signo político, produjo un desastre en el stock bovino, un cierre de innumerables frigoríficos y en corto tiempo un aumento considerable del precio del producto".

"Paradójicamente los mismos que decidieron cerrar exportaciones, se quejan ahora de la concentración de los frigoríficos, cuando fueron ellos quienes produjeron dicho efecto. Los argentinos, consumimos alrededor de 120 Kilos por habitante /año de proteína animal, cifra a la que el complejo agropecuario abastece en forma fluida, es de esperar entonces que quienes tiene que tomar decisiones sobre la cadena cárnica, lo hagan pensando en el futuro y no sobre los valores circunstanciales del mercado", concluyen.

 

“La interna en el Gobierno y la presión oculta detrás de una amenaza”

En el sector creen que la advertencia de cerrar las exportaciones fue un endurecimiento en la negociación para cerrar un nuevo acuerdo por precios con los frigoríficos “Estamos muy preocupados, el daño ya está hecho” coincidieron integrantes de la Mesa de las Carnes describe un artículo que publica La Nación

Sucede que en el negocio cárnico se percibe que hay un trasfondo donde se cruzan las internas en el oficialismo, la necesidad de mostrar una inflación a la baja y hasta una suerte de presión para renovar un acuerdo por la carne que vence el próximo jueves.

Algunos que recibieron mensajes de las máximas autoridades del Ministerio de Agricultura de la Nación se quedaron en cierto modo tranquilos. “No hay nada”, fue uno de los mensajes transmitidos, acompañados de una “coincidencia” con el sector privado de que no se trata de una buena señal hacia el sector amenazar con un cierre de exportaciones.

Que no es una buena señal en un momento donde se están tomando decisiones a campo lo contó el fin de semana Julián Tenaglia, productor ganadero en la zona de Máximo Paz (Santa Fe) en su cuenta de Twitter. “Los dichos de @pauespanol llegan justo en el momento q el productor decide sembrar un verdeo de invierno para ponerle 80/100kg más a un ternero q pesó al destete 200k. Hará este esfuerzo (a largo plazo con inmovilización d capital) si cree q las export no se discuten”, dijo en un tuit. Luego agregó: “De lo contrario ese ternero va a encierre p consumo con 100 kg menos. El país pierde de sumar a pasto 100 kg de oferta x cabeza (q no va a ir todo a expo). Desaparece el recriador y se pierde demanda e incentivo a la cría y es como entra a caer el stock y a subir el precio”.

Otros se aferraron a las declaraciones del lunes de la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, que al ser consultada en FM Urbana Play descartó un cierre de exportaciones. “No estamos en ese punto”, dijo, diferenciándose de Español. Luego añadió: “Lo que sí nosotros hemos dicho claramente es que tiene que estar normalmente abastecido el mercado interno y a precios razonables”. En esto último por los precios claramente hay una coincidencia con Español. La diferencia puede estar en los métodos para lograrlo.

Según la funcionaria, “no es justo que se exporte los productos, obviamente se exporta a precios internacionales, y todos los que vivimos en este país, que por supuesto ganamos en pesos y no en dólares, enfrentemos los alimentos en dólares y además nos quedemos sin oferta”.

Lo concreto es que en el sector hay “intranquilidad”, ya que así como reciben mensajes de que no se avanzará con un cierre de las exportaciones, también al interior del oficialismo escuchan voces en el sentido de una restricción. “Hay gente que nos dice que se está evaluando (el cierre de ventas al exterior)”, alertó una fuente del sector cárnico. Identifican esa movida con los sectores más duros del kirchnerismo, representados en este caso por las declaraciones que hizo Español.

“Puede ser un endurecimiento en la negociación”, apuntó otra fuente. Con esto se refiere, en realidad, a que el Gobierno está intentando prorrogar el acuerdo por la carne vacuna que vence el jueves. El convenio con la industria frigorífica, por precios un 30% reducidos a niveles de diciembre pasado para una decena de cortes, venció el 31 de marzo pasado y fue prorrogado quince días.

“Con la suba de precios, hay presión para que salga un nuevo acuerdo”, admitió un industrial del negocio cárnico. En la industria ya dijeron hace unas semanas que no estaban conformes con una renovación señalando que el negocio entró en una fase de tensión con las restricciones en Europa por el coronavirus, además de que China, si bien sigue llevándose 75% de la carne, ya no es lo que era en precios.

 

Cuidados quizá para no exacerbar más la situación, cerca de Matías Kulfas, el ministro de Desarrollo Productivo y el jefe formal de Español, ayer respondieron: “No tenemos nada para aportar a lo que dijo Paula”.

 

Fuentes: Diario La Nación // Agrofy News

Te puede interesar
Lo más visto
1-209.jpg

Venado Tuerto: Impulsan la cría intensiva de ovinos

REDACCIÓN
NOTICIAS 11/06/2024

Especialistas del INTA Santa Fe destacan las ventajas de diversificar la actividad y sumar a los ovinos a los establecimientos productivos. Alta productividad y rentabilidad, así como buena calidad del producto, entre los beneficios. Un adelanto de la Jornada Internacional “Potenciando el sector ovino en la región centro del país” que se realizará el sábado 15 de junio en la sede de Sociedad Rural de Venado Tuerto, Santa Fe