Después de las lluvias...

NOTICIAS 04 de noviembre de 2020 Por REDACCIÓN
Evolucionaron los cultivares de girasol y de maíz temprano. Además, comenzó la siembra de la soja temprana con una estimación de 5,5% más que la campaña anterior.
Sin título
MAÍZ DE PRIMERA Lote de maíz temprano; en crecimiento y desarrollo, con aplicación de herbicida para control de malezas, luego de las precipitaciones ocurridas, en el centro oeste del departamento Castellanos

El informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, brinda detalles de la evolución de los cultivos en el centro norte de la Provincia. 

En primer lugar, da cuenta de un "período de estabilidad climática, días soleados, con leve ascenso de las temperaturas diarias, vientos de dirección sur – norte, en primera instancia, variando luego a norte – sur".
El nuevo escenario ambiental, "reactivó las tareas agrícolas, especialmente el proceso de siembra, observándose mucho movimiento de equipos y sembradoras, en todo el centro – norte santafesino", dice el informe.

A mayor ritmo continuó la implantación del cultivo de sorgo granífero, algodón y arroz.
Con el transcurso de los días, “las buenas condiciones climáticas y de la humedad del horizonte Ap de los perfiles de los suelos, la implantación de la soja temprana adquirió más relevancia, estimándose una intención de siembra de 950.000 ha, representando aproximadamente un 5,5 % más, que la superficie lograda la campaña pasada, que fue de 897.500 ha.”, indica el informe.
Las aplicaciones de herbicidas, para el control de malezas en cultivares o en barbechos, tuvo menor desarrollo.
Dado que, todos los trigales se hallaban en estado fenológico de fructificación, el aumento de las temperaturas y las jornadas secas, aceleraron el proceso de llenado de los granos.
Por las lluvias ocurridas, los cultivos de girasol y maíz temprano fueron los que más se beneficiaron, reaccionando rápidamente, cambiando su estado y afrontando sin dificultades, las distintas etapas fenológicas, índice el informe.

Trigo
A posteriori de las precipitaciones, volvieron las condiciones climáticas estables, con aumento de las temperaturas medias diarias, días soleados, ventosos y secos. Tales ambientes aceleraron el llenado de grano de los trigales, sumándose así, más lotes al proceso de cosecha, en los distintos departamentos del área.
Fue muy baja la incidencia en la recuperación de los cultivares, dado que en su totalidad se encontraban en etapa de finalización de floración e inicio de llenado de grano, por lo que capitalizaron muy poco los mm precipitados.
Un 60 % de los trigales continuaron en estado regular y regular a malo, no presentando inconvenientes en el aspecto sanitario.
Con el transcurso de los días la evolución de los estados fenológicos, que como se enunció se aceleró, comenzó el movimiento de equipos y cosechadoras a diferentes ritmos en los departamentos del norte y centro del área de estudio. Alcanzando un grado de avance del orden del 10 %, representando aproximadamente unas 34.850 ha.
En una primera estimación se proyectó una disminución de 13 a 14 qq/ha en el rendimiento promedio del área de estudio, en comparación al obtenido la campaña pasada, que fue de 34,25 qq/ha. Representa una disminución, aproximada, de 720.000 tn.

Girasol
En general, el cultivo se encontró en buen estado, principalmente los lotes sembrados en las primeras fechas, alcanzando un buen desarrollo y haciendo buen uso de los recursos, principalmente el agua acumulada en el perfil de los suelos.
El resto, los sembrados después de las precipitaciones, en una segunda etapa, presentaron síntomas de falta de humedad, principalmente se observó menor desarrollo de las plantas y de irregular estructura, comparadas con las de la campaña pasada.
Las precipitaciones de la semana anterior posibilitaron y mejoraron el estado general de los lotes de girasol, que en su mayoría comenzaron o comenzarían la etapa de floración.

Maiz temprano
Con las precipitaciones de la semana anterior se observó el cambio y la reacción del estado de los maizales, revirtiendo los síntomas provocados por el déficit hídrico.
De esta manera el cultivo continuó su crecimiento y desarrollo normal, no presentando inconvenientes por la presencia de plagas o enfermedades.

Algodón
Período en el que se retomó el proceso de siembra, a medida que las condiciones de los suelos lo permitieron. También se resembraron parcial o totalmente, los lotes afectados por las inclemencias de la semana anterior.

ACCEDER AL INFORME COMPLETO

Te puede interesar