“Las reglas de juego comerciales son fundamentales”

RELATOS 27 de enero de 2021 Por REDACCIÓN
“La lechería como negocio aún no está armada”. De esta manera resume Eduardo García Maritano la situación del sector. Integrante de la Comisión de Lechería de CRA, desde hace tiempo brega por la institucionalización del mercado.
Garcia-Maritano-732x375
Eduardo García Maritano La cuestión para García Maritano es que hoy la “cadena láctea -entenida como negocio- no empieza en el tambo sino en la demanda”

Escucha los audios

PARTE 1

PARTE 2

Pampa GRINGA dialogó con este ingeniero agrónomo, productor lechero de la zona de Venado Tuerto. “ Esto es una economía regional que tiene que funcionar y expandirse porque genera renta. A eso no hay que tener vergüenza” resaltó

Siguiendo el análisis, lo que es fundamental son tener reglas de juego comerciales claras: “saber qué se vende o qué se compra, quien analiza. ¿Se paga litro o el sólido que está dentro del litro de leche? ¿Por qué me pagás lo que me estás pagando?”

Muchas de esas pautas están vigentes legislativamente. “Hay que ponerla en acción desde los Ejecutivos. “No se pone la voluntad necesaria. En Santa Fe se armaron decretos reglamentarios a leyes que tendrían que ayudar a armar la estructura comercial de la cadena. Los responsables, el Ejecutivo, que tiene que hacer cumplir las leyes. Pero también está la industria “que está cómoda: esta situación le permite tener el precio de la materia prima a costo variable absoluto”. Esto significaría que cuando hay otros costos que aumentan (energía, mano de obra, insumos) “y esos incrementos me quitan margen como industria, bajo el precio de la leche”. Esto no ocurre en otras industrias: “si a a la aceitera General Deheza -por ejemplo- se le rompe la extrusadora y aumenta sus costos, no baja el precio de la soja que paga. No puede manejar ese precio. La industria láctea sí”

Como resultado de todo este proceso “genera un ambiente de negocio negativo. La Argentina está estancada a nivel producción desde hace 20 años. El sector se va achicando, y se va concentrando”

En definitiva, la pregunta sería si Argentina puede tener un rol protagónico en la economía mundial. Hoy “si sobra leche se exporta. Es aquí donde hay que trabajar “Durante el tiempo que Argentina se estancó, Brasil triplicó su producción. Nueva Zelanda tiene tambos promedio de 100 hectáreas pastoril. No son megatambos tabulados”

La cuestión para García Maritano es que la “cadena láctea -entenida como negocio- no empieza en el tambo sino en la demanda”.


-Volviendo a la Argentina exportadora…

- Pues bien, ¿la idea es comenzar produciendo más leche? No, sino en buscar negocio. Hoy la LPE está a u$s3200 la tonelada. ¿Somos capaces de vender una tonelada a u$s 3150 con igual o mejor calidad?

Las reglas comerciales son fundamentales: no es cuestión del tamaño de los tambos: “en la cadena granaria, si vos sos productor que hacés 10 mil hectáreas de soja y yo hago 2 hectáreas en la banquina. Los dos la vendemos el mismo día. Si tenemos la calidad igual, vamos a cobrar el mismo precio. Por la misma calidad, voy a tener el precio de referencia. En Brasil, tenés tambos de 19 vacas y otros de 1500. Y nadie se pelea. Es que hay reglas de juego. Los costos se ajustan desde los precios. Si no tengo precios, es muy difícil definir los sistemas de producción

En los cereales tenés un standard, arbitraje y precio de referencia: “en los granos es fácil porque es compraventa, en la lechería es suministro. Y una vuelta de tuerca más: por el Código Alimentario Nacional, el productor no puede vender leche cruda directa al público. El único comprador es una industria que pone las condiciones, tiene posición dominante. La industria ofrece una sola alternativa comercial que es la compraventa oral” sentenció

En Brasil, tenés tambos de 19 vacas y otros de 1500. Y nadie se pelea. Es que hay reglas de juego. Los costos se ajustan desde los precios. Si no tengo precios, es muy difícil definir los sistemas de producción


SIGLEA

Para el ruralista, el Sistema Integrado de Gestión de la Lechería Argentina (SIGLeA) “es un pequeño avance”. Genera un precio de referencia “técnicamente mal hecho”. Y argumentó: “te publica el promedio de todas las facturas que pasaron por AFIP por la venta de leche: ¿toda esa leche fue igual? No. Es como si Liniers en vez de darte el precio por categoría, te da el precio del kilogramo de carne bovina. Es todo carne bovina, pero no es lo mismo”. Aclaró que “se puede hacer bien: publicar sólo el precio de lo que se pagó por el standard como hace Brasil, EEUU, Nueva Zelanda… Kilo de grasa y proteína con una determinada calidad higiénico sanitaria. Eso es pago por sólido, ¿a qué precio?

Como la leche es suministro puede ser determinado o determinable. Con la inflación de la Argentina, “es imposible tener un precio determinado: no te puedo hacer un contrato de suministro por un año a $20”. El determinable “es lo más justo”, la ecuación de determinación de precio se pacta entre comprador y vendedor.

El SIGLeA “es un pequeño avance”. Genera un precio de referencia “técnicamente mal hecho”


UNA LECHERÍA QUE NO CRECE

-Hablando me hizo acordar a la firma del Acta de San Francisco de 1999… mucho no se avanzó que digamos

-No se avanzó nada. No tenemos standard de leche, se habló de liquidación única: hacer lo mismo que tienen los cereales. Eso se transformó en una única forma de liquidar: Como no hay standard, todos pagan por litro. Y para completar los ítems de sólidos, en el de los litros ponen los porcentajes de sólidos. La industria y el Estado saben que se dibuja pero no quieren reconocer que la venta en realidad es por litro. La culpa es de todos

La consecuencia de todo esto es “que tenemos una lechería que no crece. En ese marco, es difícl que un inversor externo al sector ponga u$s500.000 para armar un tambo de 200 vacas. Ganar o perder tiene que ser el resultado de tu propia gestión con reglas claras, Ahora bien, ¿qué modelo vamos a utilizar? el mercado interno está saturado, por más leche, hay que ir a exportación: ¿puede pagar la exportación sistemas de producción tabulado que requiere u$s 5.000 por vaca? No. Y vuelvo a la soja: puede haber 20 millones de hectáreas. Viendo 500 hectáreas ya se sabe cómo se produce soja en la Argentina: siembra directa, soja transgénica y glifosato. De otra manera, no te da el número

EL modelo lo define cada productor. Al tener precio para hacer el cálculo económico, “te pasa lo que nos ocurre en la Argentina: cada tambo es diferente. Cuando tenes reglas de juego comerciales y tenés un sector armado como negocio, los modelos se homogenizan. Nueva Zelanda, principal exportador, Tiene 10.000 tambos, saca 18 mil millones de litros en una superficie similar a la provincia de Santa Fe. Al conocer 5, conocés todos. Esos modelos funcionan con el litro de leche entre u$s 0,35 y u$s0,40. Argentina llega hoy a u$s 0,22 y en los últimos 20 años no llegó a u$s 0,27.

Acta de San Francisco de 1999: No se avanzó nada

-¿Con todo este panorama, cómo ve el 2021 para la lechería?

-Como CRA y Carsfe venimos insistiendo desde hace mucho tiempo. Creemos que la cosa pasa por ahí. El desafío sigue estando porque Argentina claramente si quiere puede generar arraigo, mano de obra, empleo decalidad. EL sector lechero tiene mucho para aportar, pero hay que trabajar. Tenemos que dejar esta lechería climática donde nos asombramos que en 2020 cerramos 7% arriba en producción que en 2019. ¿Se dio porque hubo un Plan Estratégico? No. Y es probable que el año que viene nos caigamos porque la relación grano leche es horrible y la van a poder aguantar sólo los tambos que tienen grano propio. Probablemente el gobierno, tratando de hacer algo, le pondrá más retenciones a los granos para que la carne, el pollo y la leche estén más barato.

Te puede interesar