La EPE de Santa Fe debe casi $14 mil millones a su distribuidora

NOTICIAS 23 de enero de 2021 Por REDACCIÓN
PREOCUPANTE. Es la tercera deudora a nivel nacional, detrás de Edenor y Edesur. Hasta fines de 2019, la EPESF (como figura en las planillas nacionales) estaba entre las compañías de mejor cumplimiento
segun-las-autoridades-la-epe-estos-momentos-la-empresa-no-recauda-lo-suficiente-pagar-la-compra-la-energia-que-distribuye

La Empresa Provincial de la Energía de Santa Fe se ubica en el tercer lugar en la lista de las empresas distribuidoras con las mayores deudas por energía mayorista, a nivel nacional. El dato se desprende de los informes con que cuenta la Secretaría de Energía de la Nación, que fueron producidos por la Compañía Administradora del Mercado Mayorista (Cammesa), y tienen carácter público.

Las empresas que más deben son Edenor ($ 17.479 millones) y Edesur ($ 15.682 millones). Y les sigue la Empresa Provincial de Energía (EPE) de Santa Fe, con $ 13.937 millones.

Esta semana el gobierno nacional puso en vigencia una resolución del secretario del área, Darío Martínez, que pone en ejecución lo que ya había previsto la Ley de Presupuesto 2021: una amplia financiación para el pago de un pasivo que era grande antes de la pandemia y se multiplicó cuando la Nación permitió a los usuarios deber sus facturas (primero 3 y luego 7) sin que las distribuidoras puedan cortarles el servicio.

La Resolución 40/2021 de esa secretaría apunta a recomponer una cadena de pagos destrozada, que ha significado para el Estado Nacional perder 14.000 millones de pesos.

Allí consta, además de los números en rojo de Edenor, Edesur y la Epe, otro dato que ha llamado la atención a lo largo de 2019: la cuarta deuda más alta es de la empresa Electricidad de Misiones (EMSA), con $ 11.624 millones, es decir, de donde es oriundo el anterior secretario de energía de la Nación, Sergio Lanziani, que fue removido de su cargo a mediados del año pasado.

Premios sin castigos

El "Régimen Especial de Créditos" beneficia a quienes se endeudaron (como la Epe) pero también establece premios para aquellas distribuidoras que no registren deuda con Cammesa o con el MEM, o sean consideradas dentro de "valores razonables" en relación a su nivel de transacciones al 30 de septiembre de 2020.

Esa es la fecha que se considera para la financiación de los pasivos de las distribuidoras de energía, en la que la Epe ocupa el tercer lugar.

La distribuidora santafesina es también la tercera empresa a nivel nacional, por su mercado de clientes y el volumen de energía comercializada. Y desde el punto de vista de la extensión de sus redes, la mayor del país.

Cambios

Para diciembre de 2019, cuando se produjo el cambio de gobierno, la Epe tenía una deuda que -como mínimo- era once mil millones de pesos menor.

Para las negociaciones, Cammesa firmará convenios con cada una de las distribuidoras, y habrá tratos diferentes según el historial de cada firma. Ese punto favorece a la Epe, ya que la mayor parte de su abultada deuda corresponde al período que coincide con la pandemia.

Hasta fines de 2019, la EPESF (como figura en las planillas nacionales) estaba entre las compañías de mejor cumplimiento

El plazo para acordar vencerá el 31 de marzo próximo. Luego de esa fecha, Cammesa "deberá iniciar o continuar las acciones administrativas o judiciales y todas aquellas medidas operativas y legales necesarias para el resguardo de la integridad y regularidad de la cadena de pagos y cobrabilidad en el MEM", es decir, el Mercado Eléctrico Mayorista.

Las claves de la medida

1) Se contempla las deudas ya sean por consumos de energía, potencia, intereses y/o penalidades; todas acumuladas al 30 de septiembre de 2020.

2) Hasta el 31 de marzo habrá tiempo para acordar, después la Nación buscará resarcirse por vía judicial.

3) Las distribuidoras deben trasladar idénticas condiciones a las subdistribuidoras que tengan deudas con aquellas. (Ese ítem no cuenta para los usuarios particulares).

4) El 12 de marzo de 2020 se amplió por el plazo de un año la emergencia pública en materia sanitaria establecida por la Ley N° 27.541 de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública en virtud de la pandemia declarada por la OMS.

5) El gobierno nacional permitió la morosidad ante la pandemia. Primero obligó a las distribuidoras a no cortar la luz a los usuarios que deban tres facturas, y luego hasta siete. A fin de año terminaron esas condiciones y la medida de cobrar lo adeudado por las empresas se vincula con toda la recomposición de la cadena de pagos.

6) El artículo 87 de la Ley N° 27.591 de Presupuesto 2021 en el país estableció un régimen especial de regularizaciones de la obligaciones de pago de las distribuidoras. Se puede financiar un total de hasta cinco veces la factura media mensual del último año o el 65% la deuda existente al 12 de septiembre.

7) En el anexo 1 de la resolución de la Secretaría de Energía se indican condiciones económicas para los acuerdos. Y se distinguen los incumplimientos de la pandemia de los anteriores. Sin embargo, se fijan condiciones crediticias también ventajosas para las deudas acumuladas al 30 de septiembre de 2020 que superen el crédito reconocido en el acuerdo. Habrá un período de gracia de 6 meses y hasta 5 años en cuotas mensuales, con una tasa de interés fijada en la mitad de la vigente en el Mercado Eléctrico Mayorista. 

FUENTE: DIARIO EL LITORAL

Te puede interesar