¿Cómo vienen los cultivos en el centro norte santafesino?

NOTICIAS 14 de enero de 2021 Por REDACCIÓN
El informe de la Bolsa de Santa Fe da cuenta de una soja con menor desarrollo de estructura y altura de plantas. Ahora bien, ¿qué ocurre con el maíz, el girasol y el algodón?
ÑÑ
Lote de soja temprana En desarrollo o crecimiento, con muy buena estructura de plantas, en comienzo de cierre de surcos, en el centro del departamento Castellanos.


 Los registros pluviométricos acumulados en los dos a tres días de lluvia, variaron entre 15 y 85 mm, con máximos de 100 mm en el norte del departamento General Obligado, siendo irregular su distribución geográfica, pero, en general, el promedio para toda el área de estudio osciló entre 30 y 45 mm.Las condiciones ambientales que se presentaron permitieron que las actividades agrícolas estuvieran centradas en: el monitoreo, el seguimiento y los controles de los diferentes cultivos, por la presencia de plagas y de malezas; y el proceso de siembra, observándose un movimiento de equipos que trabajaron en muy diferentes escalas, siendo casi nulo en algunos departamentos del área de estudio y en otros, con cierta normalidad, particularmente en el centro-oeste por la disponibilidad de agua útil en la cama de siembra, lo que posibilitó la sumatoria de nuevas áreas durante un par de días.

 

Girasol

Los cuatro a cinco días con condiciones ambientales estables, particularmente en los departamentos del norte, las altas temperaturas y el tiempo seco que se registró, hicieron que el girasol alcance su punto óptimo para la cosecha. Observándose un ritmo constante en el proceso de recolección, con un grado de avance del orden del 40 % y un logro intersemanal de 10 puntos porcentuales.

En cuanto al rendimiento, se revirtieron y se observaron cambios con lo enunciado desde el inicio de la cosecha hasta la fecha, los mínimos fueron levemente superiores y estuvieron entre 7 y 9 qq/ha, considerados bajos, como consecuencia de las características climáticas que afectaron el normal crecimiento o desarrollo de los girasoles, pero los máximos variaron entre 18 y 20 qq/ha, en lotes puntuales se lograron 22 qq/ha, evidenciando claramente una mayor disponibilidad de agua durante el ciclo.

El avance de la cosecha se concretó principalmente en los departamentos: General Obligado, Vera, norte de San Javier, San Justo y algunos predios de Nueve de Julio.

 

Maiz temprano

Un 85 % de los cultivares se encontraron en buen estado, con lotes excelentes, sin inconvenientes para su normal desarrollo, regular el 10 %, en los últimos quince días padecieron las altas temperaturas y la escasa disponibilidad de agua, que con el transcurso de las jornadas se acentuaron aún más, deteriorándose y variando así su estado, un 5 % pasó a malo, con marcados síntomas de estrés termo-hídrico y con mortandad de plantas. Estos dos últimos casos se evidenciaron en mayor proporción en suelos con aptitudes agrícolas no óptimas, con ciertas limitantes.

En el área de influencia de las cuencas lecheras presentes en el centro – norte santafesino, continuó el proceso de picado – embolsado, con destino al autoconsumo, dado el avance de los estados fenológicos y días bajo condiciones climáticas estables, adquirió mayor ritmo. Se mantuvieron los buenos resultados, en cuanto a calidad o a cantidad, consolidando indicadores alentadores y generando expectativas favorables, en todas las zonas.

 

Algodón

Las condiciones climáticas, con elevadas temperaturas y humedad, en ambientes y suelos, que sumadas a las precipitaciones registradas al final del período, beneficiaron el crecimiento del algodón. Por ello, se observó un 90 % en estado bueno con lotes excelentes, un 8 % en estado regular y un 2 % en estado malo.

Se llevaron a cabo tareas de aplicaciones de reguladores de crecimiento, para la interrupción del desarrollo de las plantas, principalmente en altura y de herbicidas. Como así también, se avanzó con la fertilización post emergencia en los lotes menos desarrollados, todo antes de las precipitaciones e inestabilidad climática.

Continuó el monitoreo de las trampas en los predios destinados a algodón, como así también la prevención del ingreso del picudo, a los mismos, realizándose los tratamientos en los bordes, en caso de necesidad.

 

Soja temprana

Semana donde continuó, se incrementó e intensificó el monitoreo de los lotes. No dando tregua a la presencia de la oruga militar (Spodoptera frugiperda) dado que ya se generalizó en toda el área, ante lo cual el seguimiento de los cultivares para una correcta evaluación de los daños y oportunas realizaciones de aplicaciones de control, fueron primordiales, muy importantes, por las diferentes etapas fenológicas de los cultivares.

Particularmente, en los departamentos del norte, en algunos lotes puntuales se observó la presencia del picudo grande de la soja (Sternechus pinguis), situación que exigió u obligó a continuas inspecciones.

Los sojales se detectaron en muy buen estado, con un normal crecimiento, una buena germinación o emergencia y stand de plantas, por unidad de superficie.

Una observación y particularidad de la presente campaña en comparación a la anterior para el mismo período, mostraría que un 75 a 80 % de los cultivares tuvieron un menor desarrollo de estructura de plantas, menor altura y recién a los 12 a 15 días del mes de enero, comenzaron el cierre de los surcos, situación que en el ciclo anterior se había logrado a fines de diciembre, con mejor estructura y altura de los mismas.

 

Soja tardía

La siembra de la soja tardía logró un grado de avance del 92 %, representando unas 506.000 ha, con un ritmo de maquinarias muy dispar, según zonas y departamentos del área de estudio.

La irregular disponibilidad de agua útil en la cama de siembra, las altas temperaturas diarias, vientos y activos procesos de evapotranspiración, con el transcurso de los días fueron condicionando y regulando la implantación, la que se interrumpió en algunos departamentos y en otros, particularmente en el centro oeste - noroeste avanzó, reflejando un incremento intersemanal de 2 puntos porcentuales.

Hasta la fecha, lo sembrado, presentó buena germinación y emergencia, observándose en ciertas zonas y sectores, a similitud de la soja temprana, que los cultivares evidenciaron un menor crecimiento y desarrollo de las plantas, en comparación al ciclo anterior.

 

Maíz tardío

El proceso de siembra alcanzó hasta la fecha un grado de avance del 60 %, unas 53.400 ha, con un adelante intersemanal de 10 puntos, consolidándose así, los indicadores enunciados en el informe anterior; una disminución del ritmo en las últimas jornadas del período, por dos realidades totalmente dispares: la primera, por la disminución de la humedad en la cama de siembra y la segunda, por las modificaciones en la comercialización del maíz.

Con el transcurso de los días se concretaron los pronósticos de lluvias, situación a continuar monitoreando y evaluando, para la verificación de las respuestas finales del sector productivo.

Ante lo cual, lo estimado a inicios de la campaña, como intención de siembra de 89.000 ha, que representaba aproximadamente un incremento del orden del 3 % en comparación a la superficie alcanzada en el ciclo anterior, que fue de 86.350 ha, dado los escenarios mencionados y lo avanzado de las fechas óptimas de siembra, no se concretaría, restando la evaluación del impacto en los resultados finales por la disminución de la siembra.

 

Agua útil

En la superficie total del área de estudio, del centro norte santafesino, constituida por los departamentos Nueve de Julio, Vera, General Obligado, San Cristóbal, San Justo, San Javier, Garay, Castellanos, Las Colonias, La Capital, San Martín y San Jerónimo, la disponibilidad de agua útil en los primeros 20 cm en los suelos, se consideró óptima en general, pero excesiva en algunos sectores puntuales.
 

INFORME COMPLETO

Te puede interesar