Tras 20 días de conflicto, hubo acuerdo y levantan paro en los puertos

NOTICIAS 30 de diciembre de 2020 Por REDACCIÓN
Hubo una reunión de casi 12 horas en el ministerio de Trabajo de la Nación. Se normalizan las exportaciones
6Q7DE7VFNFFZ3N6G46VINEMP2E

Tras casi 12 horas de reunión en el ministerio de Trabajo de la Nación y 20 días de medida de fuerza en los puertos exportadores del país, la Federación Aceitera y el gremio de la actividad de Puerto San Lorenzo (SOEA) acordaron con la Cámara de la Industria Aceitera (CIARA) una nueva pauta salarial que permitirá resolver el conflicto.

Según se informó desde CIARA , el acuerdo consiste en un 35% de aumento salarial en 2020, un bono anual igual al salario del 2020 que incluye el aumento del 35% sobre el 2019, un bono pandemia excepcional de $ 90.000 en 9 cuotas para los que trabajaron durante el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO), un ajuste salarial para 2021 de 25% en dos tramos y revisión salarial en agosto con aplicación del índice de precios al consumidor para culminar 2021.

En un comunicado, la entidad que preside Gustavo Idígoras, señaló: “Pedimos que el esfuerzo económico conduzca al trabajo mancomunado y sin conflictos que desemboquen en una merma importante de competitividad con penalizaciones por incumplimientos y pérdida de mercados, así como exportaciones con menor agregado nacional. Cada punto de participación cedido a los países competidores exportadores, significa un impacto negativo en toda la economía argentina, con mayores restricciones para los sectores más necesitados en un contexto de recesión”.

El encuentro de este martes en la cartera laboral, que fue el segundo que se realizó en medio del conflicto, tuvo muchos momentos de tensión donde cada unas de las partes defendió sus posiciones. “Se privilegió la paz social como objetivo empresarial, en virtud de las consecuencias económicas para la industria, la c omunidad, los mismos trabajadores y la Nación, además de que la Argentina pasó a ser un proveedor poco confiable a nivel internacional. Adicionalmente, la metodología aplicada de la toma de plantas en algunas zonas portuarias resultó una acción ilegal y peligrosa”, manifestaron desde CIARA.

Impacto

El impacto de la medida de fuerza luego de tantos días de duración provocó diversos problemas. Al día de hoy, son 173 los barcos que aguardan cargar cerca de 4,7 millones de toneladas de granos, aceite y harina de soja, por más de 2.000 millones de dólares.

 
Además, en el puerto de Bahía Blanca, un informe de la Bolsa de Cereales de la mencionada ciudad señaló que entre el 9 y el 24 de diciembre, la carga de buques cayó un 75% con respecto a las realizadas en el mismo período del año anterior, al embarcarse solo 125.401 toneladas.

La protesta afectó las operaciones en las fábricas aceiteras y terminales portuarias localizadas en Quequén, Bahía Blanca, San Lorenzo, Puerto General San Martín, Arroyo Seco, Rosario, General Lagos, Villa Constitución, Zarate, San Nicolás, Ramallo y Timbúes, salvo algunos casos puntuales. A su vez, los recibidores de granos que se sumaron a la protesta, solamente habían acordado una mejora salarial en los puertos a cargo de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Sitio 0 de Quequén, Molinos Cañuelas y ADM Argentina

 Por último, durante varios días la situación que se vivió en los puertos exportadores, tuvo su repercusión en el precio internacional de la soja en el mercado de referencia de Chicago, que hoy registró una suba de casi 15 dólares en los contratos con vencimiento el mes próximo, que cotizaron a 476 dólares la tonelada. También subieron los precios del trigo y maíz, donde éste último alcanzó su mayor valor de los últimos seis años y medio al cotizar a USD 183,50 la tonela

FUENTE: INFOBAE

Te puede interesar