Casalegno, entre el lúpulo y las frambuesas en medio de la Pampa Gringa

RELATOS 18 de diciembre de 2020 Por REDACCIÓN
Una experiencia innovadora. Integral. Íntegra. Un trabajo de articulación. Lograr la cerveza 100% santafesina. Desde Casalegno, en el corazón de Santa Fe, están seguros de transformar sueños en realidades. Por eso, sigue avanzando el proyecto de producir lúpulo...
124065071_2693044681024779_940588233533710193_o

CASALEGNO Diálogo con PAMPA GRINGA contando la experiencia

Meses atrás Pampa Gringa publicaba una nota que tenía que ver con la producción de lúpulo en Casalegno, una pequeña localidad del centro santafesino. El proyecto tenía como principales protagonistas a la Cooperativa Colonizadora Argentina y a la Comuna local. Pero –eso era lo interesante también- implicaba la articulación y el protagonismo de diferentes instituciones productivas y de la región para concretar este proyecto: un ensayo con diferentes variedades de lúpulo en Casalegno, localidad ubicada en el centro del corazón santafesino. 

Si bien Santa Fe está reconocida como la “cuna de la cervecería argentina”, no hay registros de producción de lúpulo en este territorio. Esta planta –humulus lupulus es su nombre científico-  es uno de los elementos fundamentales para la producción de esta bebida, junto al agua, la cebada y la levadura…  

La mirada de ambas instituciones hacia esta experiencia, siempre fue pensada de manera integral e innovadora. Significaba arraigo, fuentes de trabajo, investigación, innovación, agregado de valor en origen, articulación con otros actores. Y compromiso. 

Pampa Gringa volvió a charlar esta semana con Fernando Müller, síndico de la Cooperativa Colonizadora Argentina y con la presidenta comunal, María Gimenez. A esta charla se sumaron Juan, quien está a cargo de la capacitación y de cada detalle de la plantación. Si bien no conocía “esta planta específica” tiene una amplísima trayectoria en la horticultura. También estuvo Antonella, una joven que es la encargada de la administración. Por su “lapicera” pasa cada cambio que ocurre en la plantación y anota todo al detalle, sin dejar nada al azar. Y Leo es uno de los coordinadores de los grupos, apuntalando la tarea de Juan. Sabe todos los días qué es lo que se debe hacer. Es quien administra el “grupo de whatsapp” donde se pormenorizan las tareas a realizar al otro día. 

“Para el pueblo es todo nuevo. Estamos muy contentos de poder llevar este proyecto hacia adelante junto a las cooperativas. También porque es un grupo de jóvenes que lo está llevando adelante. Les damos trabajo para que no dejen el pueblo” resumió la presidenta de la comuna

 

AVANZA CON ALGUNOS CAMBIOS AL PROYECTO ORIGINAL

122611254_795959887859711_7801359838238655964_o


“Las plantas están, eso lo podemos afirmar. Pero ´gracias´ al COVID la mayoría de las cosas no salieron como la teníamos planificada” sintetizó Muller

Superado 1: los tiempos del COVID

En septiembre estaba programada la llegada de las plantas desde el sur. Problemas de transporte, logística como consecuencia de la pandemia por el COVID, el traslado se concretó recién el 6 de octubre. Entre los tantos actores que tomaron carta en el asunto se encontraban especialistas e instituciones del sur argentino que iban a llegar con las plantas para capacitar en el manejo del cultivo. Los expertos de la Comarca Andina (zona de El Bolsón), la Meca de la Cerveza iban a venir el ingeniero Emilio Riadigos del Vivero Humus, el experto argentino de lúpulo, ing. Hernán Testa y Leonardo Claps, técnico de la EEA INTA Bariloche. Pero no pudieron llegar hasta Casalegno por cuestiones de protocolos. Por ello, los “tutoriales” fueron enviados a través de videos, estudiados pormenorizadamente y difundidos por Juan, el especialista 

 

Superado 2: el predio y los costos del riego

En un principio, se había realizado la planificación en base a dos parcelas. En una de ellas, a último momento, los vecinos “no dieron el ok” para su uso. Igualmente, desde la comuna lograron un convenio con la Cooperativa Agrícola y Ganadera “Bernardo de Irigoyen”: una hectárea de un predio que posee la cooperativa en la localidad fue asignada a esta experiencia: “ellos también se interesaron en el proyecto”. Este cambio generó mayores costos de inversión ya que “el predio anterior tenía solucionado el abastecimiento de agua para el riego y esta parcela no”. Se tuvo que realizar perforaciones, instalar bombas, cisternas… todo, paso a paso “se fue solucionando”. Por el tema de bombeo “directamente colaboró Diego Ramilo, Director del CIPAF(INTA Investigación y Desarrollo Agricultura Familiar). También participaron el IPAF de La Pampa, ArgenINTA, del INTA Gálvez. Mario Bazán del INTA Reconquista, también colaboró: “con ellos vimos el tema del equipamiento, de producir energía fotovoltaica. Llegamos a la conclusión que era más costoso llegar al predio con el suministro con energía convencional que hacerlo con esta energía renovable. De paso, y no es menor, regamos con energía renovable” destacó Müller. 

Superado 3: Promesas sin cumplir

Otro tema que no se ha concretado es el compromiso que asumió en su momento el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología de la Provincia de Santa Fe. Instrumentar una línea de crédito hasta de $5 millones para esta experiencia. ”Era un crédito que nos daba oxígeno para dos años de trabajo garantizado. Así llegábamos a la segunda cosecha que, en término de producción, podíamos tener cierta rentabilidad para ir devolviéndolo”. Hubo reuniones con funcionarios, todos muy contentos. Esta era la “manera del Ministerio de acompañar esto. Nosotros hicimos todas las presentaciones, reuniones. Estamos esperando” explicó Müller

Otra preocupación. La falta de concreción, por parte de la Empresa provincial de Energía, en relación a la adquisición de postes: “El lúpulo es una enredadera. Se realizaron gestiones con la EPE para la adquisición de postes que deben llegar desde Entre Ríos: iban a llegar quince días atrás, estamos esperando” dijo preocupado el cooperativista.

Anabella explicó “es una enredadera. Por eso se necesitan los postes y el alambrado. Como los alambres no llegaron aún, se utilizan los hilos de nylon que vienen en los rollos de alfalfas. Con eso se hacen las guías”. Y Leo añadió: “unimos cinco de esos hilos y hasta ahora hemos tenido buenos resultados

 

LLEGARON LOS RIZOMAS

122958791_795959821193051_9219750419902349608_o

Con los cambios que se tuvieron que realizar, la experiencia cuenta con dos predios. “El de Victor, el demostrativo, el de abajo, el chico” es el que brindó el pionero del lúpulo, Victor Luraschi (VER APARTE). Tiene menos de una hectárea y también se plantaron frambuesas y tenía árboles frutales. El otro predio es “el Grande, el de arriba, el del ensayo, el de la cooperativa” el que dábamos cuenta anteriormente. 

Lo cierto fue que el 6 de octubre llegaron los rizomas. Se guardaron en una sala con aire acondicionado para preservarlos. El 7,8 y 9 se hizo el refuerzo en “el predio de Víctor”. Se implantaron allí 261 rizomas y se trabajó con el riego: se readaptó lo que ya estaba armado. En esa parcela la “demostrativa” también coexisten 200 plantas de frambuesas de diferentes variedades. Allí también conviven un nogal, una granada un níspero, una morera y un naranjo. 

Y el ensayo en sí es “arriba”. “Allí se nos complicaron bastante las tareas de labranza” debido a la sequía. ”Hicimos 3352 pozos y plantamos la misma cantidad de rizomas de 7 variedades. A medida que se hacían, se regaba. La tierra estaba muy seca” explicó Antonella

Cuando llegaron las plantas, un grupo trabajaba en cada una de las parcelas. 

Las variedad de lúpulo implantadas:  cascade, nugger, traful, mapuche, sspalt, Victoria, williamette

“La plantación se terminó el 20 de octubre y al otro día teníamos que regar. Y llovió. Regamos los martes y sábado, Vamos todo el grupo” agregó 

-¿Es muy pronto para ir evaluando qué variedad está teniendo mejor respuesta?

-Las que han tenido más porcentaje de prendimiento fueron cascade y williamette . Más del 60% -respondió Antonella. 

Muller agregó: “Nosotros permanentemente comparamos los cascades que pusimos en la parcela de Victor con los que están arriba, sin protección. Allí tenemos el 60% que hablaba Anto. Y en la de “abajo”, que está más al resguardo, con sistema de riego por goteo, tenemos más de un 90% de prendimiento”. Y analizó “con estos ensayos estarás evaluando, dentro de tres años, qué variedad es la que se adapta a esta zona y con qué manejo”. 

La primera cosecha está planificada para el 22 de marzo.

CAPACITACIÓN Y EL DÍA A DÍA

122704661_795959444526422_4647897640291039648_o

Paralelamente se realiza un proceso de capacitación de los jóvenes. “En el grupo somos 14 en total” explica Leo y agrega “Nunca habíamos tenido experiencia en el trabajo con la tierra”. A la cabeza de las “enseñanzas” está Juan, que les brinda conocimientos en el día a día. Además, se reúnen semanalmente para evaluar y tratar diferentes aspectos del trabajo.

Leo explica que “en el grupo de whatsapps a la noche organizamos lo que hay que hacer al otro día. Nos repartimos las tareas en las dos parcelas, para ver quién puede ir a una, o a la otra y qué actividades son las que deben hacerse”. ”En el grupo estamos todo bien, tenemos que andar bien” dice Juan quien, con respecto al manejo del lúpulo se sincera:  “para mí es más difícil de lo que conocíamos. Al principio teníamos miedo. Pero gracias a Dios que lo estamos aceptando”.

El grupo no llega a la paridad pero “somos 5 mujeres” las que participan en la experiencia cuenta Antonella “la única que está en la administración soy yo” aclara.

Leo explicó “nuestra labor diaria es ver la evolución de las plantas, realizar tareas de limpieza del predio, de los cercos”.

 

LAS FRUTAS FINAS

125114744_808173613305005_4976926317943801510_n

Alrededor de 200 plantas de frambuesas en el predio de Victor. Juan –para todos “un gran catador de frambuesas”-  explicó “estamos cosechando. Está saliendo todo bien. De las 6 variedades, una comenzó a tirar flor cuando estábamos comenzando con la plantación de los rizomas. Otro, hace unos 15 días”. Y Müller agrega: “Unas variedades, como las Autum Bliss son la que más cantidad nos puede arrojar. Otras variedades dan un fruto tres veces más grandes y completamente negro”. Y complementó: “Para continuar avanzando en lo agroecológico y orgánico, estamos viendo cómo hacemos un tratamiento con colillas de cigarrillos. Con agua para espantar insectos

 

MÁS ALLÁ DE LO PRODUCTIVO

Esta experiencia trae además otras cuestiones. Un vecino arregló una cisterna que estaba en desuso, otro ayudará a realizar unas perforaciones. Y así…

Muller resaltó al final “acá hay producción. Hay que hacer agregado de valor. De estos temas muchas veces charlamos con los chicos en los encuentros semanales. A ellos a veces se les complica transferir la capacidad de trabajo que tenían afectado hasta ahora a lo que viven hoy. Están en un proceso de acomodamiento también entre ellos. A algunos les sirve comparar con lo que realizaban. Esto va más allá de un esfuerzo económico y técnico”. La idea es en definitiva que los chicos se den cuenta por sí mismo que si tienen la capacidad de hacer esto, tienen capacidad para tener iniciativas para hacer cosas que generen agregado de valor. Es un proceso social. Este es el desafío”.

Y finalizó diciendo “Creo que este es el punto que hay que reforzar. Más allá de que casi estamos en condiciones de decir que podemos obtener la cerveza 100% santafesina, Estamos trabajando con el INTI y el INTA para encontrar una levadura que sea característica de Santa Fe, El agua, la cebada y el lúpulo están acá… 

AGRADECIMIENTOS

Por último, Antonella y Leo fueron los encargados de los agradecimientos:  al Sportivo Rivadavia de San Genaro,  a la Cooperativa Agrícola Ganadera Bernardo Irigoyen Ltda, al Club Atlético Casalegno, que nos presta las instalaciones para las reuniones, al IPAF Región Pampeana, al área de agregado de valor del INTI Rafaela, ArgenINTA, al INTA por la ayuda y el acompañamiento, a los especialistas del sur Emilio Riadigos, Hernán Testa y Leonardo Claps

 A Victor. Y a todos los que de una u otra manera, aportan su granito de arena y su compromiso para que esta experiencia se concrete


VICTOR LURASCHI

descarga (4)

Esta experiencia es continuación del trabajo de un pionero para la región: Victor Luraschi. Vivtor fue quien comenzó con la idea hace varios. Primero en la zona de San Lorenzo. Luego en el mismo pueblo. Él fue quien introdujo la planta desde El Bolsón. Los cruciales datos que aportó sirivieron de base para avanzar en esta experiencia que hoy se está desarrollando. Antes de irse a sembrar sueños a otros campos, fue el mismo Victor quien insistió en darle continuidad y pasó la posta. Emprendedor, soñador, cervecero idóneo como se autodefinía, partió el 3 de diciembre pasado. Sin dudas, ha dejado una huella que ya es historia en Santa Fe…  

 


CASALEGNO

Casalegno es una localidad del centro santafesino. Se encuentra sobre la Ruta Provincial 10, a 10 kilómetros al sur de Bernardo de Irigoyen, a 12 km al norte de Díaz y a 15 km al oeste de Barrancas. Son 110 habitantes. La principal actividad económica es la agricultura, con preponderancia de la soja, aunque también se destacan los tambos, dos fábricas lácteas y la Cooperativa Agrícola.  

 


EL LÚPULO EN LA ELABORACIÓN DE LA CERVEZA

Fuente: directoalpaladar.com

El lúpulo es un ingrediente esencial para la elaboración de la cerveza. De sus flores convenientemente secadas, se extrae la lupulina, un elemento esencial que aporta el sabor amargo y el aroma característicos de la cerveza. 

Además, el lúpulo hace que la espuma de la cerveza sea más estable, ayuda a conservar su frescor y le confiere otras propiedades. España es uno de los primeros productores de lúpulo, sexto en la Unión Europea y décimo a nivel mundial.

Cuando se dictan las Leyes de Pureza señalando los ingredientes permitidos para la elaboración de la cerveza en Europa del siglo XV, se incluye el lúpulo junto a la cebada o trigo y el agua, como el tercer ingrediente autorizado por el duque bávaro Guillermo IV.

En las flores de las plantas femeninas del lúpulo, bajo sus hojas exteriores o bracteólas hay unas glándulas que contienen la lupulina, que es quien aporta a la cerveza el sabor amargo y los aromas. Las plantas masculinas del lúpulo son desechadas para evitar que polinicen a las femeninas, lo que haría que las flores, también llamadas piñas o motas se llenasen de semillas.

Te puede interesar