La cosecha de trigo revela en sus resultados, el déficit hídrico sufrido.

NOTICIAS 11 de noviembre de 2020 Por REDACCIÓN
En su informe semanal, la Bolsa de Comercio de Santa Fe refleja que para la campaña 2020 se estimó que el rendimiento promedio de trigo fluctuaría entre 20 y 21 qq/ha, en el centro norte de Santa Fe. Lo que indicaría una disminución de 13 a 14 qq/ha al alcanzado el ciclo anterior
maz
Lote de trigo En estado de fructificación, sin inconvenientes por enfermedades o plagas, en el centro oeste del departamento Castellanos

Semana de estabilidad climática, días soleados, leve ascenso de las temperaturas diarias, vientos de direcciones variadas, situación interrumpida por las precipitaciones de bajas intensidades del domingo 08, cuyos montos pluviométricos no superaron los 10 mm, alcanzando registros promedios de 04 a 05 mm, en toda el área del SEA.
Las tareas agrícolas, que en mayor proporción se llevaron a cabo, en cuanto al movimiento de equipos y superficies afectadas, fueron especialmente los procesos de siembra y de cosecha, en todo el centro – norte santafesino.
Continuó la implantación del cultivo de algodón, arroz y sorgo granífero. Estimándose para este último, una intención de siembra de 76.000 ha, con un incremento del orden del 25 %, en comparación a la superficie alcanzada, la campaña pasada, que fue de 61.000 ha.
La implantación de soja temprana fue otro de los cultivos que adquirió relevancia, por la humedad superficial, estimándose una intención de siembra de 950.000 ha, lo que representaría aproximadamente un 5,5 % más, que la superficie lograda en el ciclo anterior, que fue de 897.500 ha.
Los trigales avanzaron en sus estados fenológicos de fructificación, el aumento de las temperaturas y las jornadas secas, aceleraron el llenado de los granos, lo que posibilitó un mayor ritmo en el proceso de cosecha, particularmente en los departamentos del norte y centro del área de estudio.
Respecto del clima, a comienzo del domingo 15, aumentaría la nubosidad y avanzaría un frente de tormenta, modificando las condiciones y se manifestaría cierta inestabilidad con altas probabilidades de precipitaciones de bajos montos pluviométricos, en toda el área, variando en el comienzo del día 17 a situación de estabilidad climática y buen tiempo hasta el final del período.

Trigo
Las condiciones climáticas estables de la semana, el aumento de las temperaturas medias diarias, los días soleados, los vientos de dirección norte con ambientes secos, fueron las características que permitieron el avance y el desarrollo de los trigales.
Ante lo cual, se observó un mayor movimiento de equipos y cosechadoras, reflejando así, un incremento en el ritmo del proceso de recolección, particularmente en los departamentos del norte y centro del SEA, como departamento General Obligado, Vera, Nueve de Julio, noroeste de San Javier, San Justo y norte de Las Colonias, Castellanos y San Cristóbal. Éste alcanzó hasta la fecha un grado de avance del orden del 20 %, representando aproximadamente unas 69.700 ha.
El trigo llegó a la cosecha, atravesando en su ciclo un déficit hídrico muy importante, que repercutió en las diferentes etapas fenológicas.
Para la campaña 2020 se estimó que el rendimiento promedio fluctuaría entre 20 y 21 qq/ha, en el área del SEA. Lo que indicaría una disminución de 13 a 14 qq/ha al alcanzado el ciclo anterior, que fue de 34,25 qq/ha. Esta estimación llevaría a una disminución aproximada de 720.000 tn anuales.
El 40% de los trigales, se encuentran con buen desarrollo en las diferentes etapas, sin inconvenientes en los estadios sanitarios. Se estiman que los rendimientos promedios en dichas áreas, fluctuarán entre los 28-30 y 32 qq/ha.
El 30% está en estado regular y evidencia síntomas de déficit hídrico. Se estiman rendimientos promedios, entre los 18-20 y 22 qq/ha.
El restante 30% en estado malo. Se estima que los rendimientos fluctuarían entre 6-8 y 12 qq/ha.

Girasol
En general, el cultivo se encontró en buen estado, principalmente los lotes sembrados en las primeras fechas, alcanzando un buen desarrollo y haciendo buen uso de los recursos, especialmente del agua acumulada en el perfil de los suelos.
El resto, los sembrados en una segunda etapa, después de las precipitaciones, presentaron síntomas de falta de humedad, principalmente se observó menor desarrollo de las plantas y de irregular estructura, comparadas con las de la campaña pasada.
Las precipitaciones de la semana anterior posibilitaron y mejoraron el estado general de los lotes de girasol, que en su mayoría comenzaron o comenzarían la etapa de floración.

Maiz temprano
El general, los cultivares se detectaron en buen estado, un bajo porcentaje padecieron la falta de humedad del perfil de suelo, revirtiéndose algo con las lluvias ocurridas la semana anterior. Los maizales necesitan que se produzcan precipitaciones en los próximos días, para que no se compliquen los futuros rendimientos.
De esta manera, el cultivo continuó su crecimiento y desarrollo normal, no presentando inconvenientes por la presencia de plagas o enfermedades.

Algodón
Semana en donde la principal actividad fue el proceso de siembra, que avanzó hasta que la humedad del suelo lo permitió. También se resembraron los lotes dañados por las inclemencias climáticas de diez días atrás.
El estado general del cultivo fue muy bueno, en las parcelas implantadas, que no fueron afectadas por las causas enunciadas.

Te puede interesar